Patricio Rivera Olguín

Académico del Departamento de Educación y Humanidades. Universidad Arturo Prat. Iquique. Chile.

Tarapacá: Educación, Cultura e Historia

 

Patricio Rivera Olguín.


La región Tarapacá, tiene uno de los más bajos resultados a nivel nacional en rendimiento y efectividad escolar , tanto en SIMCE y PSU, sin embargo, se ha registrado erróneamente que sólo son los colegios municipales , los que tienen ese indicador, más, si se consultan los datos SIMCE, se demostrará varios colegios particulares subvencionados poseen los más bajos resultados. Sin embargo, la mayoría de éstos últimos tienen mayores puntajes que los municipales que son los que poseen los peores índices, ahora huelga , señalar más datos al análisis que se propone para poder visualizar una realidad que se esconde en el reflejo de las cifras, revelando un espejo deformante(J. Fontana:1998), una imagen que no se reconoce, pero que se escuda en el exitismo económico de una región históricamente sólida en recursos productivos, que configuraron una identidad fundada en la diversidad , dada su carácter de multiculturalidad[1], que conformó un sujeto regional en identidades largas y cortas. En este sentido, la existencia del sujeto pampino, luego del trabajador pesquero, el trabajador de servicios, como el de Zona Franca(ZOFRI) hasta el actual trabajador minero, cada uno con un protagonismo en la historia a través de su producción vital para la región y el país, formó un ethos constitutivo de fuerte carácter sindical y popular, que en su última etapa a fines del siglo XX y actual siglo XXI, se ha modificado, aún así, las demandas de los trabajadores mineros(2009 y 2011), han señalado inflexiones en la historia sindical reciente, a pesar que todas ellas, son de demandas de aumento salarial.


El tiempo corto en Iquique


En el tiempo corto suceden todos los acontecimientos. Hay algunos que se consideran importantes y hasta se califican de “históricos”, al lado de los acontecimientos de la vida ordinaria: un incendio, una catástrofe ferroviaria, el precio del pan, los crímenes de Alto Hospicio e Iquique, una representación teatral o la presentación de Quilapayún en Santa Laura o en la Escuela Santa María en diciembre del 2007[2].En este sentido el Iquiqueño del Ciclo Salitrero y de Zona Franca ha formado un matriz cultural del siglo XX y una Iquiqueñez clásica de este tiempo entre dos acontecimientos o hitos de producción que marcan una identidad extractiva entre el obrero salitrero y el tripulante pesquero, cargador y una identidad de servicios (Globalización)


Es ambiguo pensar que sólo lo altisonante o los acontecimientos más espectaculares son los más significativos; también los hay silenciosos, incluso ritualísticos como el período de las banderas negras y el miedo al traslado de la Zona Franca, cualquier acontecimiento puede, en rigor, cargarse de una serie de significaciones y de relaciones. Testimonia a veces movimientos muy profundos y se vincula con un tiempo muy superior a su propia duración. Ejemplo: el localismo. Acercarse al tiempo largo, o de larga duración, implica para el historiador una nueva concepción de lo social. Equivale a familiarizarse con lo que a veces parece inmóvil, y que por su extensión es difícil de comprender. Todas las miles de fragmentaciones del tiempo de la historia se incluyen en la profundidad del tiempo largo entre los extremos del olvido y el progreso, como señala el himno de Iquique.[3] Entonces Iquique y su continua pertenencia y asociación a zonas migratorias, señala un patrón cosmopolita y de continua inmigración no sólo poblacional, si no cultural que lleva a continuas reconfiguraciones de la culturalidad del Iquiqueño que señala una estructura de tiempo largo migratorio, desde la continua movilidad entre Andes Litoral y Litoral Andes, hasta las del centro de Chile a su frontera norte y de la sub región andina hasta su costa pacífico.


La situación educativa


Esta región concentra un Índice de Vulnerabilidad Escolar (IVE) con una media levemente superior al resto de Chile.


El año 2010, la Fundación Chile y la Universidad Arturo Prat, realizaron un Informe sobre la realidad educativa regional[4] que destacó las particularidades de la región. En este aspecto, el informe señala:


“El contexto particular de la región de Tarapacá, ofrece algunas limitaciones al proceso educativo que no pueden desconocerse a la hora de proyectar una estrategia de mejoramiento. La alta rotación poblacional, la creciente multiculturalidad y el escaso compromiso de las familias en el proceso escolar, estarían influyendo negativamente en la calidad y equidad de la educación en Tarapacá”[5]


Esta realidad está sujeta a un contexto que es preocupante para la educación municipalizada en la región que ve disminuir ostensiblemente sus matrículas, desde el año 2000 a la fecha, debido al alto impacto de los colegios particulares subvencionados que han tenido un crecimiento altísimo, sobre todo, durante los gobiernos de la concertación de partidos por la democracia(1990-2010), dado que la estrategia de competir con los colegios municipales, obedeció a una penetración profunda en los sectores populares de la región, el mejor ejemplo es la comuna de Alto Hospicio, que cuenta con 25 colegios particulares subvencionados y sólo 2 municipales, uno de ellos con déficit de matrícula y convertido en Escuela de Lenguaje[6], para Miguel Juárez(2010) el aumento de matrícula del sector particular subvencionado, se explica desde la práctica social y el sentido de la movilidad social de éstos.


En la Región de Tarapacá existe más matrícula de alumnos en establecimientos subvencionados particulares que alumnos inscritos en establecimientos municipales. Donde no existe un comportamiento estrictamente económico los padres que eligen esta opción educacional. Existe un proceso complejo, de un monitoreo reflexivo de su agencia, los padres al escoger involucran identidad de clase social y cultural, cosmovisión, ideologías políticas y un sentido práctico de la vida social”[7]


 

Por tanto, se entiende que la elegibilidad, pasa por un proceso que permite al padre y la madre del niño o niña, elegir en base a la oferta que es atractiva, pero no sólo en la formación académica, sino en el diseño de un uniforme que distingue, es decir, se abandona el jumper que simboliza el pasado de precariedad económica es reemplazado por la corbata y la falda tableada que señalan una movilidad social, además que el nombre de College, entrega status y distinción en un contexto despreciativo y con claros signos de estigmatización[8], por lo cual, el colegio particular subvencionado ofrece algo más que educación, en ese algo más hay clubes, infraestructura, uniformes gratuitos y una excelencia académica, que en ocasiones en efectividad es superada por sus pares municipales.[9]


El presente pasado


Hacia 1993, los estudiantes de pedagogía y el Colegio de Profesores defendían la progresiva privatización de la educación y la instalación del financiamiento compartido que permitía que los colegios particulares subvencionados cobraran a los apoderados mensualidades a pesar de recibir recursos del estado y permitía a las empresas hacer donaciones a los colegios y descontar las tributaciones fiscales. En 1994, el Presidente Patricio Aylwin encarga a J.J. Brunner, una comisión que aborde el tema educacional, que integra principalmente al mundo empresarial , sin invitar a los profesores y define las líneas de acción que de una Reforma Educativa, que es anunciada por el Presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle en 1996, la reforma se sitúa en el marco de la Ley Orgánica Constitucional de la Enseñanza (LOCE), promulgada por el General Augusto Pinochet(1990),por tanto, la LOCE se consolida al estado como subsidiario de la educación, mediante la inyección de recursos enormes a municipalidades y privados. Esta política, abandona definitivamente el compromiso electoral de la concertación en 1989 de volver los colegios al estado (Hugo Fazio: 1996). En tanto, el Colegio de Profesores defendía la educación pública y mejoras salariales con paros frecuentes, llegando a su cénit en el año 1996 con grandes movilizaciones , que convocan en Iquique a seis mil personas(La Estrella de Iquique:1996), más, entre los paros docentes en 1998 y 2000, se producen tensiones cuando el Subsecretario de Educación José Weinstein declara tajantemente en Chilevisión que ningún profesor en Chile, gana menos de $600.000 mensuales, mostrando una anónima planilla de pago, generando masivos rechazos de los profesores y la ciudadanía por su error. La secuencia de conflictos, resulta en la conformación opuesta de dos mundos educativos: los particulares subvencionados y municipales que revientan socialmente hacia el 2006 y en la educación universitaria, los reventones por la crisis financiera de las universidades estatales estallan desde 1997 al 2011, el reflejo de la crisis se simboliza en dos palabras SIMCE y PSU.


En la región Tarapacá, los resultados son críticos y reflejan, que medidas como la Jornada Escolar Completa, no logró sus objetivos de mejorar los aprendizajes, al contrario, éstos disminuyeron[10], continuamente desde su implementación. Además, surge Alto Hospicio con una alta concentración de colegios particulares subvencionados que, paradójicamente atiende a los primeros escolares en la escuela municipal Eleuterio Ramírez[11] (actual Juan Pablo Segundo), recordada por muchos de los pioneros de la nueva comuna


El diseño de la Reforma Educativa, que no integró a los profesores, fue decisivo, para la actual crisis educativa, sumado a ello, la omisión del problema universitario de financiamiento y calidad de la educación superior, aumentó las brechas de acceso, deserción y deudas en miles de jóvenes, en una autocrítica necesaria, el Diputado Carlos Montes, señala “en el momento que hubo más condiciones para provocar cambios en la educación, se entregó el dinero a cambio de nada”(J. Assael;2007:16) reflejando las inexactitudes de la concertación , hoy la ciudadanía debe ser escuchada por La Moneda, para solucionar el nudo histórico que mantiene a universitarios, secundarios y profesores en movilizaciones con un apoyo de un 81.9% de los chilenos (Imaginaccion:2011).



[1] Bernardo Guerrero”Sueña Tarapacá. Identidad en el desarrollo de nuestra región”. Ediciones “El Jote Errante”. Iquique. 2009.


[2] En esta época al cumplirse 90 años de la matanza de la Escuela Santa María, la Ilustre Municipalidad de Iquique, organiza en un recital del grupo “Quilapayún” con la presentación del Ballet Folclórico iquiqueño “Kirky Wayra” en la ex oficina salitrera “Santa Laura”, interesantes destalles, entrega el historiador Gabriel Salazar en “A 90 años de los sucesos de la Escuela Santa María de Iquique”.LOM Ediciones, 2007. Chile


[3] “Su supimos vencer el olvido, soportando un ocaso, tenaz, no olvidemos que en estos instantes el progreso nos pueda cegar”. Himno de Iquique. Primera Estrofa. Santiago Polanco Nuño.


[4] “Estudio de Efectividad Escolar en la región Tarapacá: Diagnósticos y Proyecciones”. Fundación Chile y Universidad Arturo Prat .2010.


[5] “Estudio de Efectividad Escolar en la región Tarapacá: Diagnósticos y Proyecciones”. Fundación Chile y Universidad Arturo Prat .2010.Página 37.


[6] Se trata del colegio Juan Pablo Segundo, ex Eleuterio Ramírez.


[7] Miguel Juárez Ponce. La elección escolar subvencionada particular y la reflexividad de los padres en la comuna de Iquique. Revista Diversia 2. CIDPA. Valparaíso. 2008


[8] Patricio Rivera Olguín “Alto Hospicio, la comuna de los otros”. Jornadas de Historia Regional. Universidad La Serena. 2006. 

   

[9] Los colegios municipales de Iquique y Alto Hospicio, mejoraron sus rendimientos SIMCE en 20 y 25 puntos, respectivamente.


[10] Brenda Castañeda, Diana Aldunate y Romina Rivera”Reforma Escolar: una Incompleta Jornada Escolar Escolar”Tesis para optar al título de Profesor de Biología y Química de la Universidad Arturo Prat. Iquique. 2010. Chile.


[11] Los sucesos de 1999 al 2002, motivaron el cierre de este colegio, dado que una cantidad apreciable de las víctimas de Julio Pérez Silva(el llamado Psicópata de Alto Hospicio), eran estudiantes del Liceo Eleuterio Ramírez, la actual administración municipal, decidió cambiar el nombre de este colegio,

Escribir comentario

Comentarios: 0

Dossier

Tarapacá: Educación, Cultura e Historia
Patricio Rivera Olguín.
Tarapacá_ Educación, Cultura e Historia.
Documento Adobe Acrobat 56.3 KB
AUKA.
observatorio historico social .. memoria popular
Rie.cl
http://www.estudiosurbanos.tk/

proyecto.auka@gmail.com