Los Vientos que Soplan

Carlos R. Sandoval Ambiado  [1].

 

Las distorsiones de la clase gobernante o la elite sin brújula

 

La clase política no tiene la capacidad de responder a las exigencias de la ciudadanía. No se trata sólo que un grupo hubiese perdido el gobierno o que el otro no estuviese preparado para gobernar. El cuadro es más complejo. No hay un proyecto político que resuelva la contradicción de la coyuntura y, por cierto, que asuma los desafíos estratégicos. No obstante en lo inmediato no tenemos, como los últimos años de la dictadura, una oferta política alternativa que seduzca a la ciudadanía.

 

Esta carencia o debilidad de la elite gobernante se debe --- en los sustantivo --- a su compromiso e identificación con el modelo neoliberal. Y este fenómeno político se debió al aggiornamiento ideológico que desplegaron los partidos políticos de centro e izquierda. Durante la nunca acabada transición democrática, las demandas ciudadanas se contuvieron ya por el chantaje y la extorsión (“hay que cuidar la democracia” fue el alegato) o por la cooptación y/o corrupción. Ambas alternativas se vieron favorecidas por la histórica subsumisión de la llanura social a las orgánicas políticas. Es decir en la permanente funcionalidad de la organización social y popular a los objetivos e intereses partidistas.

 

¿Qué hace, entonces, aparecer esta “desorientación” de la elite política ante la presión ciudadana? Uno de los factores  más contributivo a este fenómeno es la aspiración autonomista de la organización popular. Y no se trata de ser refractario (solamente) a la línea oficial partidista (a la “orden” de partido) sino  asumir conscientemente que no se necesita la mediación, intervención o conducción desde afuera y desde arriba para resolver los problemas de la gente. Por el contrario es la gente misma la que busca a través de la visibilización, la organización, la movilización y la acción alcanzar los objetivos propuestos. Es decir, es el camino de la ciudanización y no la partidización el que se escoge para la construcción histórico-social. Es por este sendero que se cuestiona el sistema en su totalidad de expresiones: política, económica, socio-cultural e institucional.

 

El aggiornamiento ideológico, la identidad con el modelo económico y su acomodo a la institucionalidad pinochetista han inhabilitado a las orgánicas partidistas para responder a las demandas ciudadanas del momento. Los unos y los otros (Concertación y Alianza) tratan de tomar iniciativa política  por distintos medios. La Concertación (o lo que queda de ella) trata de asumir caminos de oposición institucional, pero no le da el ancho para realizar una efectiva oposición político-institucional por varias razones. Una porque al interior de ella sobreviven y se superponen rítmicamente dos alientos: quienes tratan de encaramar una oposición constructiva que en la práctica se lee como colaboracionismo a la derecha y; quienes tratan de oponerse afirmándose en el movimiento social-ciudadano. El piso común es que ambas corrientes o espíritus están enmarcados en la institucionalidad vigente y en ella se apertrechan, blindan y defienden. 

 

Ambos están disponibles para acordar un adecuado funcionamiento de las instituciones (parafraseando a Ricardo Lagos) y de ahí la defensa casi corporativa (por acción u omisión) de aspectos básicos de la arquitectura institucional. Sin perjuicio de lo dicho hay una segunda expresión de defensa corporativa y que da cuenta de la miopía intencionada de la elite política. Se trata de la irrestricta defensa de conceptos políticos que están en franco cuestionamiento. Por ejemplo, la llamada representatividad política que supone la delegación de la soberanía popular. Si nos detenemos en el concepto de delegación veremos que éste significa “mandato”. Es decir alguien que ha sido comisionado para hacer lo que el soberano (el pueblo) le encomienda. No obstante ello no ocurre y esta situación (de facto) es una de las múltiples causas de la deslegitimación de la elite política y del sistema. Los representantes políticos han antepuesto los intereses personales y partidistas a los mandatos del pueblo.

 

Pero hay más ejemplo. Otro es la irrestricta defensa de la autoridad como elemento consustancial de la estabilidad y fortalecimiento de la democracia. Otra vez la amenaza y el chantaje a la expresión ciudadana se hace presente: hay que cuidar la democracia y por tanto el uso de la fuerza para acallar la demanda se justifica gradualmente. Ya no está Pinochet con sus “boinazos” o “ejercicios de enlaces” para amenazar, no obstante su figura ha sido reemplazada por el “cuidado de las instituciones”. Esto implica dar más importancia a la institución que a las personas, sin detenerse a pensar que debieran estar al servicio de los ciudadanos y ciudadanas. Las instituciones se producen y funcionan por consenso del soberano (el pueblo) y si éste NO está de acuerdo o disiente de su naturaleza, funcionamiento y composición es obligatorio que entre a un cambio profundo.

 

Así, en breve, pensamos que la elite política ha caído en un terreno de desafección ciudadana de extrema peligrosidad. Y esto se entiende observando su incapacidad para asumir una autocrítica y construir (mancomunadamente con la ciudadanía y los movimientos sociales) una salida a la crisis política e institucional que se está instalando en el país.

 

Tranquilidad social y superexplotación: ¿objetivo de parte de la clase dominante? No hay que ilusionarse. 

 

Que un grupo de empresarios, aún minoritario, declare abiertamente la necesidad de generar más justicia social y por consiguiente aumentar la carga impositiva a las empresas, no implica una mutación ideológica y ética de los empresarios. Se trata de empresarios “avanzados” en la percepción de riesgos de sus negocios y ganancias. La estabilidad social es fundamental para la inversión, especialmente para la que viene del exterior. Quienes se preocupan de la inestabilidad social están temiendo por las repercusiones que puede tener en el mundo de lo político.

 

Temen que las reformas exigidas (aún difusas) vayan más allá de lo razonablemente y pongan en riesgo la totalidad del sistema económico y se produzcan (en su opinión) regresiones como las re-nacionalizaciones de riquezas básicas, control estatal del mercado, reglamentación equilibrada del mercado laboral, centralización de la gestión en salud y educación etc. En definitiva un colapso total y absoluto del liberalismo actual.

 

Quien se oponen (abrumadoramente mayoritarios) son principalmente quienes han transnacionalizado sus negocios y en el marco de los TLC u otros acuerdos económicos han logrado penetrar en economías vecinas aprovechando las ventajas del acuerdo. Por consiguiente si se producen cambios internos, éstos repercutirán necesariamente en la gestión empresarial en aquellos países donde están las inversiones privadas de los empresarios chilenos, toda vez que los mentados pactos económicos exigen reciprocidad. Esta situación, que fue defendida como integración, se ha convertido en una excusa empresarial para evitar o resistir cualquier intento de cambiar levemente las reglas internas que podrían beneficiar a las mayorías nacionales.


Lo mismo ocurre con transformaciones en la reglamentación de las relaciones laborales. Un cambio necesario (y obvio) para fortalecer el mundo sindical como ampliación del derecho a negociación colectiva, huelga sin límites de días ni reemplazo de trabajadores y afiliación obligatoria, repercutiría “encareciendo” la mano de obra (fuerza de trabajo) y ello significaría encarecer el precio del producto y por tanto “perdería” competitividad en el mercado internacional o el empresario exigiría mejores garantías a los Estados vecinos pero ello sería imposible de lograr por la composición y orientación política de sus gobiernos (Perú, Argentina, etc.) A este bloque empresarial pertenecen los grupos Matte, Luksic, Solari, Paulman etc. que son las más importantes fortunas e inversiones del país que están ligadas al retail, la minería, forestal e incluso  pesca.

 

Esta figura da cuenta de una incipiente contradicción en loa clase dominante. No decimos que es de carácter terminal esta contradicción. Los grupos empresariales están históricamente preparados para resolver sus diferencias internas. Hasta el minuto la  postura de intransigencia empresarial se proyecta en la rigidez y dureza gubernamental frente al arcoíris de demandas ciudadanas.

 

Es como decir “señores abran paso, que ahora hablan los cañones” para preservar el orden público, la tranquilidad de las calles y la normalidad del país para seguir acumulando riquezas. Y para ello contamos con un Estado dotado de las más variadas herramientas represivas. Mientras esto siga igual, los empresarios no alterarán su ánimo antinacional y antipopular.

 

Los “techos” de la sectorialidad o la necesidad de avanzar en el proyecto movimientista. 

 

Vivimos un “mayo 68” excesivamente largo. No porque los protagonista de la iniciativa lo deseen sino porque los demandados así lo han determinado. Pero no es la única variable que influye en este escenario. También hay factores inherentes al movimiento que han ido configurando el panorama actual. Para explicarnos esta situación debe recordarse hitos que marcan la historia los conflictos del movimiento estudiantil y sus resoluciones. El mochilazo (2001) tuvo una aspiración esencialmente reivindicativa expresada en la gratuidad del pase escolar. Fue masivo, local (solo en Santiago) espontáneo, breve e inorgánico.  Su resolución fue rápida y eficaz. Absorbida por el Estado en complicidad con los empresarios de la locomoción.

 

El acuerdo duró cinco años porque el 2006 emergió la revolución Pingüina que combinó aspectos  económicos (gratuidad PSU, pase escolar anula etc.) con factores político-institucionales (cuestionamiento de la LOCE). Fue masivo, nacional, orgánico y para nada exitoso. La reacción no fue sólo desde el Estado (Mineduc) sino de toda la clase política que se concertó para un desvergonzado gatopardismo (resulta histórica y patética la imagen televisiva donde están todos tomados de las manos) Los mecanismos utilizados fueron múltiples: desde la cooptación hasta la negociación de todos los grupos (salvo los estudiantes) involucrados en los negocios educativos. La élite (política y económica) logró colocar y legalizar la idea de lucro en la Educación y vulneró el estatuto docente al terminar con la exclusividad del ejercicio de la profesión al pedagogo (hoy cualquier licenciado puede hacer clases) con lo que flexibilizó el mercado laboral, abarató la mano de obra e intentó debilitar la organización gremial de los profesores.

 

El año 2011, nuestro largo “mayo 68”, el movimiento estudiantil colocó en la superficie de la discusión aspectos o factores intocados y con ello entra a cuestionar el modelo económico, ideológico, ético y político. Por ejemplo alegar que la educación es un “derecho” social y humano, por tanto debe ser gratuita es contradecir lo que durante las dos o tres últimas décadas se dijo en los altares de la elite gobernante y dominante: que la educación era una mercancía y que debía invertirse en ella; que el problema era individual de responsabilidad familiar y que el Estado sólo cuidaba lo “básico” como subsidiar la empresa educativa. De este cuestionamiento se desprendió una segunda crítica: la ilegitimidad de cobrar por la educación (no al lucro) y quizás fue la que suscitó más consenso social. Estas dos detracciones atrajeron la simpatía abrumadora de la ciudadanía por el movimiento estudiantil[2].

 

La interpelación que desde el movimiento se hizo a la clase política (oficialismo y oposición) por lo que hizo (engaño a los pingüinos en 2006) y lo que no es capaz de hacer (propuesta GANE del piñerismo - lavinismo) vino en derivar en un potente cuestionamiento no sólo a la clase política, sino a todo el andamiaje político-institucional. Ante esta situación la elite política (oficialista y de oposición) quedó inicialmente perpleja para luego seguir (según su vertiente) diversos caminos: unos se quisieron “colgar” del movimiento; otros intentaron “blindarse” en la institucionalidad; otros clamaron por profundizar “lo técnico-económico”; otros tratan de “combinar” la represión con el diálogo institucional y, una buena parte han aplicado la represión “pura y dura”. ¿Resultado? Un peligroso impasse que podría afectar al movimiento estudiantil y especialmente al embrionario movimiento ciudadano. Este atolladero puede decantar en tres alternativa: (a) una rutinización del movimiento; (b) endurecimiento progresivo del gobierno y; (c) parálisis de la clase política.

 

Sin perjuicio de las alternativas ya mencionadas, hay que preocuparse del escaso grado de asociatividad sectorial, que ha logrado el movimiento estudiantil. No hay duda que la reivindicación educacional es apoyada mayoritariamente por la ciudadanía. Así lo demuestran la masividad de las marchas y las encuestas. No obstante este apoyo no ha sido suficiente para dar jaque (mate) al gobierno en sus propuestas y en sus opciones políticas. Esta sería una debilidad movimientil. Lo mismo está ocurriendo con otros sectores sociales; por ejemplo en los trabajadores de la salud primaria; en los pescadores artesanales; en los pobladores-deudores; en las incipientes organizaciones sindicales del retail; en los subcontratistas etc. En tanto la conflictualidad se muestre sectorializada, para el gobierno de turno le será de relativa facilidad controlarlo. En la actual coyuntura el mayor aporte en resistencia, en visibilización, en acción y en calidad de la demanda lo ha hecho el estudiantado y, al parecer no habría una ecuación entre el gasto y los logros. Es de extrema riesgo que un movimiento no termine extenuado sin verificar que sus objetivos (aunque sean parcialmente) se hayan logrado. Si así ocurriera la frustración trae consigo el repliegue, profundiza el aislamiento y se abre paso el gatopardismo de las elites.

 

Es decir de la resistencia (cotidiana) se pasa a la movilización (visibilización, propuesta y acción) que debiera desembocar en el cambio (logro de objetivos propuestos); sin embargo al insistirse en la exclusiva sectorialización se genera un retroceso del movimiento, con el riesgo del estancamiento, situación que dura hasta la emergencia de una nueva oportunidad política (la que no tiene temporalidad acotada)

 

Este es un fantasma que recorre el escenario político-social. Este es un peligro que acecha al movimiento estudiantil. Para disminuirlo se hace necesario fortalecer las alianzas sectoriales y territoriales. No se trata solamente de montar asambleas (cualquiera que sea su inspiración, si ciudadanas, gremiales o sociales) sino que de ir construyendo plataformas inclusoras de las distintas necesidades, para que cada persona se identifique con la propuesta. Entonces, habría que ir erigiendo la propuesta de cambio, partiendo de lo más frecuente, simple y propio a lo más complejo e intangible. Poca identidad se construye hablando exclusiva o frecuentemente de “cambio de la Constitución”. Es obvio que la gran traba es esta ley, pero al sentido común le cuesta relacionarla con las dificultades en el progreso personal. Entonces el desafío estaría en lograr mejor asociatividad y organización tanto en lo territorial como en lo social.

 

En una especie de subsidio a la debilidad vista se ha optado por la internacionalización del movimiento. No es nocivo. Ayuda a visibilizar y sensibilizar a la comunidad internacional.  Probablemente implique apoyo material y político para sostener la larga movilización; pero en ningún caso para derrotar políticamente al gobierno en su obstinación a mantener inmutable la situación. La rica experiencia de la lucha internacional contra la dictadura militar así lo demuestra. Ni por muy intensa que fue la defensa internacional de los DD.HH. no impidió que Pinochet los hubiese violado hasta el último día de su gobierno. Ni por mucho que Estados Unidos amenazara al gobierno militar, impidió que Manuel Contreras saliera indemne por el crimen de Orlando Letelier.

 

 

El terreno social se fertiliza

 

Antiguamente se decía que estábamos frente a “un auge del movimiento de masas” para explicar las huelgas, marchas, demandas sectoriales, tomas de instalaciones educacionales, industriales, de terrenos agrícolas o baldíos para reclamar por la vivienda. Hoy no es muy distinto. La fuerza de reclamo, tanto individual como colectivamente, se ve progresivamente creciendo. La conflictualidad social se expresa en diversos focos sociales que van desde los más organizados hasta aquellos de carácter relativamente espontáneos[3]. Se podría aseverar que se configura un escenario de progresiva crispación social cuyas verificaciones son aun inconexas, semi-espontáneas y de escasa convergencia organizativa. No obstante las contradicciones entre el modelo político-económico (y no solo con el gobierno o con la clase política) y los más diversos sectores sociales, no podrán ser resueltas bajo las reglas imperantes. La demanda estrictamente reivindicativa se ve superada gradualmente y se engendra un reclamo de carácter político-sistémico. Ha ido emergiendo y levemente anclando en el sentido común colectivo conceptos que cuestionan la esencia misma del sistema, como el lucro y la legitimidad de la “representación” política. A su vez  se instala crecientemente (casi de uso habitual) la categoría socio-política del ser ciudadano, dejando atrás códigos un tanto excluyentes como proletariado, clase social, burguesía, etc.

 

Se supone que bajo la lógica del ser ciudadano aumenta la posibilidad de generar más y mejor sinergia en el combate al sistema. Es posible generar caminos de convergencia entre las distintas expresiones del ser ciudadano.  Es decir, generar unidad y acción en el más amplio abanico social abrigada por una organicidad y propuesta única.

 

Los marcos trizados o fisuras en la institucionalidad.

 

Para el gobierno el camino social está lleno de socavones y trabas. El sendero institucional no lo está menos. Se sabía que en el Congreso se jugarían equilibrios catastróficos en los que la oposición trataría de presionar en los espacios donde fuera mayoría. Habría mucha estridencia y juego de piernas mediáticas de la Concertación buscando impresionar como oposición dura y madura y desde ese ángulo recuperar al ciudadano-elector. Fue lo ocurrido durante el primer año piñerista. El ejemplo palmario fue la negociación del reajuste para el sector público, situación resuelta por la “guinda” política que colocó el presidente del P.S. el diputado Osvaldo Andrade.

 

Sin embargo este diseño (del juego político-institucional) se ha visto trastocado por la potente irrupción del movimiento estudiantil y la visibilización del aún incipiente movimiento social y ciudadano. El clásico juego de pierna de la clase política ha sido ineficaz cayendo en una fuerte desorientación inicial para pasar a “colgarse” (la oposición) del movimiento o responderle con “dulce y represión” (el gobierno)

 

Ambos sectores --- gobierno y oposición --- se reclaman madurez, patriotismo y capacidad política para resolver el problema educacional. Una salida técnica (el GANE) no tuvo mayor réplica de la Concertación, quedándose sólo en la crítica superficial como es argumentar que es insuficiente. El gobierno no ha sido capaz (o no lo quiere) de dar una solución política y sólo mantiene en su propuesta original con pequeños arreglos cosméticos. Quizás lo más audaz fue sacar el problema de La Moneda y llevarlo al Congreso.

 

Por su parte algunos dirigentes opositores buscan reflejarse en el movimiento estudiantil saliendo a marchar o denunciando la represión. Pero han sido mezquinos en pronunciarse respecto del cambio de paradigma y ello se debe a la identificación relativa que tienen con el modelo educacional (lucro, subvención, propiedad privada, empresa educativa etc.) vigente.

 

Los unos y los otros, oposición y oficialismo no han tenido uniformidad y coherencia interna para responder ante el problema. El espacio intra-opositor esta tironeado desde diferentes vértices de visión y solución del problema y, además cruzado por los distintos intereses electorales. Visto así difícilmente podrán arribar a una propuesta de cambio. Por el contrario, se sumarán a la solución técnica (y última) que entregará el gobierno. Éste, a su vez, no se moverá de su ángulo y monto técnico-financiero; a lo sumo buscará reasignar montos presupuestarios, dando respuesta a los legisladores oficialistas que asumieron una actitud peticionista.

 

En definitiva, todas las vertientes políticas desembocarán en la solución técnico-neoliberal. Pero antes de ello, muchos saldrán al ruedo mediático con actitudes histriónicas, altisonantes  e inclaudicables con el objetivo de impresionar a sus nichos electorales que estarían en riesgo.

 

En lo que si hay un desentendimiento es entre el gobierno y el mundo judicial. No se trata de una salida o exabrupto de un ministro. Es la posición oficial respecto del tema y ello tiene una obvia fuente de origen: la incapacidad gubernamental de cumplir con la promesa absurda de terminar con la delincuencia (“puerta giratoria”).

 

Así como trasladó el conflicto estudiantil desde La Moneda al Congreso; la intervención pública del Ministro de Justicia buscó trasladar el problema de orden público y delincuencia a los Tribunales de Justicia alegando supuesta permisividad de los jueces y advirtiendo que los criterios judiciales serían antecedentes para la promoción en la carrera profesional. La fragilidad del orden público y el incremento de la delincuencia no serían problemas de origen político, sino de carácter esencialmente judicial. La diferencia estuvo dada por el carácter exquisitamente monolítico y auto-suficiente (fronterizo a la arrogancia) del Poder Judicial. La respuesta de sus integrantes no se dejó esperar, aunque sus dichos iniciales fueron prudentes. Lo que si marcó fuertemente esta disputa fue la reiteración soberbia del Ministro Rivera de que no se arrepentiría “nunca”[4] de sus expresiones. Esta desafortunada, temeraria e irreflexiva actitud hizo reaccionar a la Corte Suprema rechazando públicamente los dichos de Rivera. La gravedad de esta pugna radica en la posibilidad que se lea como una intromisión de un poder en otro, colocando casi al borde de la inconstitucionalidad al gobierno.

 

 

Comuna La Florida. Noviembre del 2011.



[1] Profesor, Magister en Educación y Doctor en Historia.

[2] Según las encuestas (Adimark y UDP) oscila entre un 72 y un 80%.

[3] Se sabe que en provincias, especialmente en algunas comunas de la 8va. Región, hubo marchas y caceroleos recogiendo el llamado de la CONFECH.

[4] Entrevista al Ministro de Justicia Teodoro Rivera realizada por Patricia Arancibia. Diario Financiero, 29 de octubre del 2011.

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Masticating Juicer (jueves, 11 abril 2013 19:58)

    This is a great write-up! Thanks for sharing!

  • #2

    Juicer Reviews (domingo, 21 abril 2013 09:54)

    This is a great post! Thanks for sharing!

Los Chacarilla boys o de la amnesia chilena

Por: José Bengoa


No hay peor enfermedad social que la falta de memoria histórica. Chile la sufre de modo agudo. El 9 de Julio de 1977 un grupo de 77 jóvenes nacionalistas de extrema derecha subió al cerro Chacarillas, al lado del San Cristóbal en el acto más fascista de todos los tiempos de la historia de este país.


Emulaban a los 77 soldados de La Concepción en la Guerra con el Perú.

Bosques de banderas y antorchas al más puro estilo del nazismo hitleriano iluminaban la noche de invierno.


Pinochet en un momento de inspiración arrebatadora leyó su famoso discurso. “Mi corazón de viejo soldado, decía, revive con profunda emoción el coraje insuperable de Luis Cruz Martínez…que en plena soledad de la sierra peruana, supieron demostrar con la entrega de sus vidas, que nuestra Patria y los valores permanentes del espíritu están por encima de cualquier sacrificio personal que su defensa pueda demandar”.


En esos mismos días eran torturados en el “Palacio de la Risa”, así llamada la Villa Grimaldi, miles de chilenas y chilenos. Se las violaba, aterrorizaba, y luego se las iba a tirar al mar, como a Marta Ugarte una de las primeras que en esos mismos días apareció flotando en las playas de Longotoma.


Mientras los jóvenes subían en medio de antorchas, los gritos de horror se escuchaban en los subterráneos del poder entusiasmado.


“..Las limitaciones excepcionales que transitoriamente hemos debido imponer a ciertos derechos, han contado con el respaldo del pueblo y de la juventud de la Patria, que han visto en ella el complemento duro pero necesario para asegurar nuestra Liberación Nacional”, dijo el General en medio de los aplausos de los jóvenes patriotas en medio de la noche de Chacarillas.


“El complemento duro pero necesario” da escalofríos y ganas de vomitar. Todos y todas quienes allí estaban sabían muy bien a qué se refería el General. Era explícito.


¿Quiénes subieron a Chacarillas? El lunes fue el cambio de Gabinete. El listado del Mercurio señala el número 15: Andrés Chadwick, hoy Ministro Vocero de Gobierno; número 38, Cristián Larroulet, Ministro del triunvirato de La Moneda, y 39, Joaquín Lavín, defenestrado Ministro de Educación y resucitado Ministro de Planificación Nacional. La lista es larga y sería un ejercicio de “buena memoria” publicarla con letras de molde.


El número 47 es el actual Presidente de la Cámara de Diputados, y el número 20 es el dueño de la Universidad San Sebastián, emblemático modelo de lo que debe ser la educación universitaria “con fines de lucro”.


El número 17 se reía el lunes a mandíbula batiente en La Moneda, al ver como sus “Chacarillas Boys” se tomaban finalmente La Moneda, en el asalto al Poder, que esa noche lluviosa del invierno del 77, los 77 cabalísticamente ( como es propio de los fascismos corrientes) habían prometido solemnemente, Juan Antonio Coloma, se llama.


Ninguno de estos “Chacarilla Boys”, han hecho autocrítica alguna, pedido perdón, han pasado “colados” en medio de las tormentas. “No sabían” es lo que más mentirosamente han tratado de balbucear. ¿Qué no sabían? Todos los que vivíamos en Chile lo sabíamos detalladamente. ¿Ud. Presidente no sabía y no sabe a quienes está metiendo en La Moneda?


¿Nadie se acuerda cómo sacaban a miles de personas en las madrugadas de ese año 77 a una cancha de futbol a las seis de la mañana, congelada, y les pegaban, los fichaban, los denigraban y dejaban como estropajos?


¿Nadie se da cuenta que aplastaron un siglo de luchas obreras con el terror? ¿Nadie se acuerda que el próximo Ministro del Bienestar Social escribió el panfleto más deleznable de nuestra Historia Literaria, “La Revolución Silenciosa”? ¿Por qué no lo vuelven a publicar?


Pero lo peor es la confusión ideológica del momento. Y de los que alguna vez estuvieron en el lado de los perdedores. Hay quienes han dicho y siguen diciendo que ya la derecha no es la misma. Que Piñera es una nueva derecha. Se les fundió la memoria.


Hay otros, de la otra banda, que acaban de decir que en Chile hay “dos derechas”. Con respeto personal, pero andan mas perdidos que el teniente Bello. Muy triste. Es una campaña la de los antiguos perseguidos de confundirlo todo. Los errores, desvaríos, silencios, de un Ricardo Lagos o una Michelle Bachelet, no tienen ni un punto de comparación con lo que se vivió en esos días y que fue aplaudido por las actuales autoridades del país.


Escucho desde mi mente deprimida los aplausos en Punta Peuco. En Bucalemu un difunto se da vueltas de alegría en su tumba. Los fantasmas están presentes, más que nunca. Gozan de buena salud.


Se ríen con su sonrisa regordeta y a todo color digital, de la Historia de nuestro país. Y no me critiquen a los cabros que agarran piedras y destrozan el “mobiliario urbano” del Alcalde de Santiago. Cuando no hay espacio para la Memoria y las razones, solo hay piedras.


Vergüenza me da. Vergüenza me da de ser chileno.



Fuente: www.cooperativa.cl

Anuncian nuevos paros para pedir más Estado

Estudiantes y sindicatos radicalizan el movimiento

La Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), tras una larga reunión que finalizó en la madrugada de este domingo, anunció un nuevo paro, probablemente para el próximo 14 de julio, y la continuación de las protestas iniciadas a mediados de mayo.


Respecto a la última, realizada el pasado jueves, los organizadores aseguran que congregaron a 80.000 personas en Santiago y a 400.000 en todo el país.


Además, Felipe Valdebenito, presidente de los estudiantes de la universidad de Temuco que acogió la reunión de este sábado, indicó a medios locales que exigirán tener como interlocutor al Presidente Sebastián Piñera y no al ministro de Educación, Joaquín Lavín.


Los estudiantes exigen una reforma al sistema impuesto durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), que abrió la educación al sector privado, ya que, aunque sufrió algunas modificaciones durante los gobiernos posteriores, el modelo básicamente no ha cambiado.


El régimen redujo la aportación del Estado a las universidades públicas, y aunque la norma establece que las privadas son corporaciones sin fines de lucro, en la práctica obtienen ventajas tributarias y beneficios de negocios montados gracias a subterfugios legales.


Por ello, los estudiantes han ampliado la dimensión de sus demandas y exigen desde una reforma tributaria para recaudar más impuestos de las grandes empresas hasta una Asamblea Constituyente que ponga fin a la Carta Magna heredada de la dictadura.


La portavoz del Gobierno, Ena Von Baer, se preguntó hoy, en declaraciones a Televisión Nacional, “qué tiene que ver con la educación” la constitución de asambleas constituyentes o la nacionalización de la extracción del cobre.


En tanto, el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, anunció hoy en rueda de prensa que el gremio se sumará al paro de estudiantes y exigirá la renuncia de Joaquín Lavín.


Un pequeño grupo de universitarios se manifestó hoy frente al Palacio de la Moneda, en la plaza donde el presidente asistió al izamiento de una gran bandera, con la que se dio inicio a la conmemoración del Bicentenario del Congreso.


Allí, Piñera hizo un llamado a la unidad y señaló que el país tiene un exitoso porvenir. “Más allá de las marchas, manifestaciones y protestas que hemos conocido en los últimos días, nuestro país tiene un futuro promisorio y luminoso”, declaró el mandatario.


Al acto también acudió el ministro de Educación, al que hoy respaldaron varios parlamentarios de la coalición de gobierno.


Por otra parte, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) ratificó hoy la convocatoria a un paro nacional de 48 horas, para los días 24 y 25 de agosto, en demanda de un nuevo Código del Trabajo, una reforma del sistema tributario y una nueva Constitución.


La principal organización sindical chilena también reclama un sistema estatal de fondos de pensiones, ya que actualmente todas las administradoras son privadas, y mayores recursos para la sanidad y la educación públicas.


Anunciaron además que se sumarán a la paralización de empleados de la estatal Codelco, la mayor productora mundial de cobre, prevista para el próximo 11 de julio, para protestar contra la gestión de la actual administración.


Fuente: http://efe.com

Escribir comentario

Comentarios: 0

Lavín, Guzmán, Pinochet y la revolución universitaria del 81

Bastante de violencia han hablado las autoridades de gobierno la última semana, y esto a propósito de las movilizaciones de los estudiantes universitarios.


La retórica equilibrista del Ministro de Educación, Joaquín Lavín, hablando no desde el ministerio de Educación, sino desde el mismísimo Palacio de La Moneda, el centro del poder, mezcló la palabra “energía” con “violencia” para desacreditar a esos miles de jóvenes que caminaron pacíficamente por la Alameda.


¿Es la educación superior chilena un enclave autoritario de la dictadura de Pinochet?; ¿es su lógica, su inspiración, su modelo, su fundamentación, herencia –una más- del totalitarismo pinochetista de los 80?


No es porque el Ministro y La Moneda estén ad portas de nuevas encuestas de opinión, el motivo por el cual calificamos su retórica de equilibrista. Es así, más bien, porque la respuesta a la pregunta de si la educación superior es o no un “enclave autoritario” está llena de un vértigo abismal, para quien pretende ser, como Joaquín Lavín, el nuevo Presidente de Chile, o para quien desea pasar a la historia como un gran Ministro de Educación.


Nadie está más cercano al vacío que Joaquín Lavín. Gran opus-deista chileno; fundador de una universidad privada; ilustrísimo Chicago boy y UDI hasta el tuétano: heredero, hijo putativo predilecto de Jaime Guzmán y Augusto Pinochet Ugarte. Creador -ghost writer- como dice el mito urbano, de la famosa frase “de cada siete chilenos, uno tendrá automóvil; de cada cinco, uno tendrá televisor, y de cada siete, uno dispondrá de teléfono”, dicha por el Capitán General un 11 de Septiembre de 1980. Los ochenta… la década de las más profundas transformaciones en la educación chilena, particularmente, en la educación superior ¡Qué años!


No es una tesis del todo descabellada afirmar que “Marzo del 81” es EL momentum de toda la revolución de la educación superior en Chile, resistida hoy en las calles y en crisis, por cierto, como lo reconocen todos los actores.

Marzo del 81. Chile disputaba la Copa Davis sufriendo contra Colombia; los cines tenían en su cartelera a “Belle de jour” y se estrenaba “El huevo de la Serpiente” de Bergman; Héctor Soto, el cura Valente del cine, ya repetía su ironía (copiada o no) de que Hollywood era una gigantesca fábrica de salchichas; uno de los autos del año, traído directamente desde Francia, era el más ofertado por los diarios, el Renault 5, a toda página; y canal 7 transmitía la serie de 12 capítulos que contaba la vida del “héroe” de la 2ª Guerra Mundial, “Lord Mountbatten”. Todo superficialmente estaba bien y transcurría con normalidad. Pero en el fondo, se estaba gestando la gran transformación de la educación superior que transformaría la lógica universitaria, y también, no está de más decirlo, la lógica del tejido social en Chile.


la revolución universitaria del año 81 de Augusto Pinochet, que encuentra a Jaime Guzmán como uno de sus defensores más radicales, no hace sino retrotraernos a un momento difícil de nuestra historia nacional y a un momento donde se produjeron profundos cambios que terminaron por configurar otra sociedad y otra cultura. Para ello, la Universidad fue central.


Fue en Marzo del 81 cuando se dio inicio al llamado “Periodo Constitucional” de Augusto Pinochet. El 11 de Marzo juró ante la nueva Constitución de la República de Chile y el oficialismo declaraba que el país “recuperaba la confianza en sí mismo.”


Con ese tono tan característico que poseía, Augusto Pinochet enfatizaba en su discurso del 11 de Marzo del 81: “No podría dejar de mencionar, entre los progresos sociales que se han materializado en estos años, las recientes reformas a las normas sobre educación superior[…]El Gobierno ha sentado las bases para que su acción educacional, con el aporte primordial de la iniciativa particular de los chilenos, permita una capacitación amplia y de calidad a vastos sectores que hasta ayer se veían privados de ella […] el dictar estas normas legales obedece a nuestra profunda convicción de que la autonomía de cada persona y la igualdad de oportunidades para todos, son bases esenciales de la Gran Nación que aspiramos a construir e integrar.


Las dos cosas que primero hizo Pinochet, tras jurar, fue anunciar un nuevo presupuesto para las universidades (lógica presupuestaria que se mantiene hasta hoy más menos) y declarar al país en “Estado de Peligro de Perturbación de Paz Interior”, recurriendo a las facultades que le confería la disposición 24ª transitoria de la nueva Carta Fundamental.


¿Alguien en su sano juicio, dada las condiciones, iba a alzar la voz como correspondiese ante tamañas transformaciones revolucionarias en la universidad?


Pues sí; Jaime Guzmán tomó partido. Entregó uno de los apoyos más fundamentales a esa transformación revolucionaria a la educación superior llevada adelante por el Capitán General Augusto Pinochet y el aparato totalitario de instalación de políticas públicas de cada sector gubernamental.


Un documento verdaderamente histórico de 14 páginas –“histórico” dada la revolución y dada la actual crisis universitaria- resulta ser la fundamentación que Jaime Guzmán hiciera en la Revista Realidad de Marzo del año 1981. Se trata de un escrito formidable, por su densidad ideológica y filosófica, que muestra no sólo la genialidad del fundador del gremialismo y la UDI, sino también, la profundidad social que una revolución universitaria puede crear.


Este documento fue escrito en co-autoría con Hernán Larraín, actual senador UDI, y se titula “Debate sobre nueva legislación universitaria”.


Como se sabe (ver los textos de Renato Cristi o Verónica Valdivia) Jaime Guzmán mutó de una concepción “gremial-corporativa” a una “neoliberal”. Y fue en los 80 donde defendió esta nueva concepción. Su principal “brazo armado” teórico fue la Revista Realidad, fundada por él mismo el año 1979. Nada de mitos –dice su escrito fundacional- ni de utopías destructoras, la verdadera fe debe estar puesta en aceptar con realismo la verdadera naturaleza del hombre y las cosas, debemos ajustarnos a la realidad, afirma.


Pues bien, en Marzo del año 1981, en una especie de debate imaginario se afirma que “la sola publicación de los primeros cuatro DFL sobre la nueva institucionalidad universitaria, ha desatado una variada crítica de ciertos sectores muy determinados, cuyas principales objeciones hemos creído conveniente recoger y refutar en este artículo.” Entrega este “artículo” 15 refutaciones a 15 objeciones críticas.


Señala que la pretendida Reforma Universitaria de los años 1967-1973 estaba completamente equivocada en su orientación. Tenía fundamentalmente “una visión académica irreal […] una masificación artificial de la educación superior, que iba mucho más lejos de la exigida por la natural evolución social antes mencionada, y que por el contrario se fundaba en una inspiración demagógica , cuyo extremo fue el lema marxista de “universidad para todos”, una desviación de su origen universitario hacia un claro predominio político, que pretendió instrumentalizar las Universidades al servicio de dos sucesivos experimentos ideológicos (democratacristiano primero y marxista después), y en fin, una pérdida de las jerarquías universitarias, ejemplificada en el cogobierno estudiantil y del personal administrativo […] la frustración actual de miles de académicos y estudiantes universitarios, representa la mejor demostración de que el sistema universitario chileno se había deteriorado hasta languidecer en la mediocridad, cuando no a descender a niveles vergonzosos e indignos del nombre de universitario”.


Respecto al eje competitividad, que será crucial en todo el sistema hasta el día de hoy, señala que a la sazón ninguna de las 8 Universidades existentes se encuentra sujetas a desafíos competitivos entre ellas, al tener su financiamiento asegurado por el presupuesto estatal. En este sentido “la nueva legislación universitaria busca una suerte de control indirecto de la calidad académica, que se obtiene básicamente estimulando la competencia entre las universidades. Eso se procura a través de cuatro instrumentos principales, a los que luego haremos sucesiva referencia: la facilidad para crear nuevas Universidades, el surgimiento de institutos de educación superior no universitarios, el cambio en el sistema de financiamiento estatal a ala educación superior, y la racionalización de las actuales Universidades”. Ahí están los ejes del desarrollo universitario que marcarán el futuro del sistema.


En efecto, “la competencia constituye  un poderoso estímulo de superación personal en el ser humano […] la llamada solidaridad, al margen de estímulos competitivos, siempre ha redundado en mediocridad y fracaso […] para superar la baja calidad de muchas escuelas o sedes universitarias actuales, se hace por tanto indispensable someterlas a un desafío competitivo que las obligue a elevar sus niveles docentes si desean salir airosas. Y nada mejor para ello que entregarle la decisión al usuario, en este caso al postulante universitario, el cual sólo podrá ser atraído por medio de la calidad académica.” En este sentido, no se puede tildar a esta reforma de economicista, pues representa “un simple slogan para intentar el descrédito de un camino eficaz de mejoramiento académico de nuestras Universidades, sin que exista de parte de los detractores ninguna sugerencia alternativa que pudiera considerarse preferible e igualmente idónea para el fin perseguido.


Cuando se hace referencia a la gratuidad, el texto de Guzmán es muy clarificador, pues señala que “la llamada “educación universitaria gratuita” que prevaleció tradicionalmente en Chile, no pasaba de constituir un eufemismo para ocultar la verdadera realidad, ya que todos saben que ningún servicio social –ni mucho menos el de brindar educación superior- puede ser realmente gratuito. Su costo lo paga alguien, y ese alguien es el Estado.” Es decir, lo pagaban los millones de chilenos a través del pago de impuestos y contribuciones. El punto es que “implicó que muchos chilenos de menores recursos financiaban la formación profesional de personas de ingresos más elevados, que en numerosos casos estaban en condiciones de pagar sus estudios. La injusticia se agudizaba por el hecho de que el título profesional así obtenido facultaba a su poseedor para percibir ingresos periódicos superiores al promedio de los contribuyentes chilenos. La decisión de terminar con esta injusticia social, y que cada persona pague el valor de su educación superior, alcanza la mayor importancia ética dentro del camino hacia una sociedad más justa”.


Como se advierte en la Editorial de este número de la Revista Realidad de Marzo de 1981, titulada ¿Qué hacer ahora en las Universidades?, “la ley es categórica: las actuales Universidades estarán abiertas a la competencia por la captación de alumnos, frente a nuevas Universidades o a otros institutos de educación superior no universitarios que se puedan formar […] la racionalidad económica impuesta, junto con evidenciar la principalísima importancia del profesor, hace exigible su calidad diseñando mecanismos para su eficaz logro”.


Y para el estudiante universitario, la Editorial afirma que “lo que antes recibía gratuitamente (o casi) por su sola aptitud, ahora le significará una mayor responsabilidad debido a las consecuencias económicas que puede tener –para él o su familia- su eventual negligencia. Esto se traduce en un mayor compromiso del alumno con sus estudios y, al mismo tiempo, lo hace un elemento que demanda y urge más y mejor servicio docente”.


No obstante, cabe recordar, como lo hace Verónica Valdivia en sus “Lecciones de una Revolución: Jaime Guzmán y los gremialistas, 1973-1980” que “a Guzmán nunca le interesó de manera especial el área económica o de políticas sociales, sino lo social y político en tanto dominación, pues creía en una sociedad constituida por seres desiguales y naturalmente jerárquica. Su supuesta “neoliberalización” no afectaba ese núcleo central, sino lo reforzaba al debilitar celularmente a los partidos con la hegemonía del mercado.” En este sentido, Guzmán no es un pensador político simple; su complejidad y aguda visión de la historia de la derecha chilena, sumado a su inconfundible pragmatismo portaliano, lo hacen extremadamente difícil de aprehender conceptualmente.


En todo caso, la revolución universitaria del año 81 de Augusto Pinochet, que encuentra a Jaime Guzmán como uno de sus defensores más radicales, no hace sino retrotraernos a un momento difícil de nuestra historia nacional y a un momento donde se produjeron profundos cambios que terminaron por configurar otra sociedad y otra cultura. Para ello, la Universidad fue central.

Durante las últimas semanas dirigentes estudiantiles, rectores, académicos, líderes de opinión y hasta políticos, han insistido y recordado que la actual crisis de la educación superior tiene un determinado año de inicio con un contexto y actores políticos aún vigentes.


Sin embargo, otros no ven en ninguna parte una crisis. Y no está demás decirlo. Como se sabe, el mercado de la educación superior mueve al año más de 3.300 millones de dólares. Así, nadie duda que el mercado se proyecta, en el corto plazo, extremadamente sustancioso. Más de 1 millón de clientes en la educación superior (universitaria y técnica) nos habla de un muy atractivo negocio si lo multiplicamos por los 3 mil dólares que es el mínimo de nuestro arancel, uno de los más altos del mundo en relación al PIB, según el FMI.


Sólo un realismo cínico en política, a la Maquiavelo, haría decir que la revolución universitaria de Marzo del 81 ha sido exitosa, dada su eficacia y dado su actual dinamismo de mercado.

 

Ya nadie puede seguir siendo Maquiavelo. Menos el ministro Joaquín Lavín. En todo caso, ¿qué hacía el ministro de educación en Marzo del 81?

 

Revista Realidad marzo 1981


Jaime Retamal

Facultad de Humanidades de la Usach

http://educacion.usach.cl

Fuente: http://www.elmostrador.cl/

Escribir comentario

Comentarios: 0

Chile y la protesta de “los indignados”

El tradicional mensaje presidencial del 21 de mayo, en Chile (cuando el primer mandatario realiza ante el Congreso su cuenta anual), se vio oscurecido por protestas inusuales. En las dos últimas semanas inéditas movilizaciones ciudadanas, convocadas a través de las redes sociales, rechazan la construcción de las represas en HidroAysén. Casi simultáneamente, estudiantes universitarios salen a las calles, enarbolando consignas a favor de la educación pública, contra el lucro y la mala calidad de la enseñanza.

 

El discurso anual del presidente, en apoyo a HidroAysén y sus propuestas conservadoras para mejorar la educación, no han atenuado los ánimos. Se anuncian tiempos turbulentos. Estas movilizaciones tienen gran parecido a aquellas que impulsan “los indignados” del M-15, instalados en la Puerta del Sol de Madrid, y que se han extendido a varias ciudades de España. Tanto en España como en Chile, los ciudadanos en lucha están desafiando no sólo al gobierno, sino a toda la clase política. Cuestionan la incapacidad de ésta para responder a sus demandas y también se revelan frente a un sistema económico que, al poner el acento en el crecimiento, ha dejado de lado los equilibrios sociales y medioambientales.

 

A pesar que la economía chilena crece y genera empleo, una gran mayoría de la población no recibe sus frutos y más bien se siente perjudicada. En efecto, el estilo de crecimiento en curso instala una energía contaminante, destruye la naturaleza, afecta la salud de los niños, desplaza a las poblaciones aborígenes y además ofrece empleos precarios.

 

Por eso están indignados los medioambientalistas, los mapuches y los trabajadores. Al mismo tiempo, el crecimiento concentra el ingreso en unos pocos grupos económicos, a los que el Estado les ha permitido ampliar su esfera de negocios a escuelas y universidades. Por eso están indignados los estudiantes.

 

El Estado, capturado por el poder económico, implementa políticas educacionales y medioambientales que no responden a los intereses de la sociedad sino que refuerzan la lógica de lucro empresarial.

 

Convocantes y movilizados no son miembros de los partidos opositores al actual gobierno, sino simples ciudadanos y estudiantes que rechazan el actual estado de cosas.

 

Los “indignados” están en desacuerdo con el gobierno actual y también con los anteriores. No se sienten representados en el sistema político; quieren representarse directamente.

 

Los movilizados son principalmente aquellos que no se inscriben en los registros electorales o que votaron en blanco en las últimas elecciones. Son los mismos que antes tuvieron esperanzas, pero se decepcionaron de los políticos.

 

Los “indignados” protestan contra el estado de cosas que ha caracterizado el país durante varias décadas. No sólo cuestionan al actual gobierno de derecha sino también a la Concertación, bloque de centro izquierda, que dirigió el país durante 20 años.

 

Durante ese largo periodo también la prioridad gubernamental fue el crecimiento, puro y duro, sin políticas efectivas para proteger el medio ambiente y tampoco para construir una estrategia energética que otorgara prioridad a las energías renovables no convencionales.

 

Fue en este mismo periodo que se consolidó un sistema educacional basado en el lucro, marcado por las desigualdades y donde los estudios universitarios, de baja calidad, resultan inútiles para alcanzar mejores oportunidades en la vida.

 

Los “indignados” desconfían, entonces, de todos los políticos. A los de derecha, hoy en el gobierno, los ven como representación inmediata de los grupos económicos.

 

A los políticos de la Concertación, los acusan de haberse subordinado a los grupos económicos, y su actual rechazo a HidroAysén no les parece creíble.

 

Es imposible olvidar que este proyecto comenzó a construirse con la presidenta Bachelet y que actualmente lo dirige, y defiende con entusiasmo, Daniel Fernández, quien ocupó cargos destacados durante los gobiernos de la Concertación.

 

Los estudiantes tampoco confían en el actual gobierno, cuyos principales personeros han hecho fortunas con escuelas y universidades privadas. Pero tampoco creen en los políticos de la Concertación, ya que en el 2006, en vez de apoyar al poderoso movimiento estudiantil de los pinguinos que proponía trasformar radicalmente la educación, prefirieron aprobar una ley de reforma que no modificó su carácter discriminatorio ni el sistema de lucro que la caracteriza.

 

Todo indica, entonces, que las protestas ciudadanas, de medioambientalistas y estudiantes seguirán y probablemente se ampliarán a otros actores de la sociedad civil, apuntando a dos demandas.

 

Por una parte, la democratización del poder político para favorecer la participación y representación efectiva de toda la ciudadanía. Por otra parte, la transformación del actual modelo de crecimiento para avanzar hacia una estrategia de desarrollo, que reduzca las desigualdades sociales y regionales y que asegure la protección del medio ambiente. Al igual que en España, los “indignados” han ingresado a la escena política.

 

Publicado en América Economía

Por: Roberto Pizarro

Escribir comentario

Comentarios: 0

A fines de mayo, Chile es un bote frágil

Por: Andrés Figueroa Cornejo


1. “Estamos contra los proyectos gubernamentales del ministro Joaquín Lavín, que no responden al bien de la educación pública, fuerte, gratuita y estatal. De hecho, lo que pretende es privatizar lo que resta de enseñanza pública”, explica el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM), Eduardo Salazar, en las puertas del Ministerio de Educación, rodeado de millares de estudiantes universitarios y escolares, estos últimos, agrupados en la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios.

 

Eduardo Salazar agrega que “Lavín aquí tiene intereses creados con el Banco del Desarrollo, con la Universidad del Desarrollo (privada) y con el Opus Dei. Él está inhabilitado para conducir las políticas educativas del país” y es claro cuando dice que “el movimiento estudiantil debe dar un salto cualitativo hasta terminar por cuestionar todo el sistema de enseñanza, integralmente. Las demandas tienen que ser políticas: el Estado debe hacerse cargo del financiamiento de las universidades tradicionales, aumentando los aportes directos, y convirtiéndolas en casas de estudio al servicio del desarrollo del país, lejos del lucro. No es posible que el Estado entregue un bono a los estudiantes con el fin de que el marketing gobierne la enseñanza. Trabajadores, académicos, funcionarios y estudiantes debemos detener el saqueo de la educación”.

 

El jueves 26 de mayo, alrededor del mediodía, tanto en la Plaza Italia, como frente al Ministerio de Educación, y después todos juntos, los sujetos de la enseñanza universitaria organizada en la Confederación de Estudiantes de Chile (CONFECH) y la ACES, realizaron una poderosa protesta contra las medidas privatizadoras del gobierno de Sebastián Piñera anunciadas en la cuenta política  del pasado 21 de mayo en el Congreso Nacional.

 

Chile es vanguardia en educación privada en todos sus niveles.  Mientras Finlandia se ha convertido en el modelo de país que en el plano educacional, tiene, acaso, la mejor enseñanza del planeta, allí la educación de propiedad privada no representa más de un 4 %, y el gasto estatal para el área corresponde a un 7 % de su Producto Interno Bruto. En Chile, por el contrario, la educación de propiedad privada y privada subvencionada ya alcanza más de la mitad del sistema escolar (y continúa su crecimiento), y el Fisco sólo invierte en ella un 3,1 % % del PIB. La historia se remonta a los años negros de la dictadura, donde la educación escolar y  universitaria comenzó a ser objeto de una brusca privatización. Ello continuó consolidándose de forma dramática durante los gobiernos de la Concertación. Al respecto, la derecha tradicional en el Ejecutivo sólo está dando las puntadas finales a una de las enseñanzas más fragmentada, desigual, fundada en el lucro, falta de excelencia y excluyente del planeta. En resumen, el área que antes fuera un derecho social inalienable, en la actualidad sucumbe ante la capacidad de pago de las familias al interior de un sistema general premeditadamente desregulado.

 

Rodrigo Cornejo, profesional de la psicología educacional y miembro del Observatorio Chileno de Políticas Educativas (OPECH), indica que tanto Piñera, como el ministro de Educación, Joaquín Lavín representan “Pura continuidad respecto de la Concertación. Los acuerdos estratégicos y por arriba ya se hicieron el 2007. Por tanto, se mantienen las políticas de privatización. Continuará la tendencia a la mercantilización de la enseñanza.”

 

Pero los jóvenes ya comienzan a luchar nuevamente por la recuperación de la educación pública. Durante la manifestación del 26 de mayo, sobre todo los estudiantes de la UTEM (acaso la universidad pública cuya composición social es la más empobrecida del modelo total), ofrecieron muestras de audacia ante la horda de carabineros que tapizaba  el centro de Santiago. Sólo el día anterior, mil de ellos había protestado en las instalaciones de Televisión Nacional de Chile debido a la proyección de un programa que mostraba a una UTEM devastada con el evidente objetivo de preparar las condiciones para su eventual privatización.

 

2. La Asociación Nacional de Funcionarios/as del Servicio Nacional de la Mujer criticó duramente el proyecto de postnatal del gobierno que todavía se mantiene en trámite legislativo. La iniciativa de Piñera es una de sus medidas “estrella”; una de las pocas que ha tenido éxito mediático mediante la imposición de verdades parciales.

 

El gremio de los y las trabajadoras del SERNAM afirman que “el fuero maternal de dos años, desde el inicio del embarazo hasta un año después de finalizado el postnatal, se reduce en seis semanas y las trabajadoras tendrán fuero -en caso de contrato a plazo fijo- sólo hasta que el contrato termine, sin necesidad de desafuero judicial. Miles de mujeres que trabajan como temporeras, en faenas o en el servicio público quedarán sin  protección estando embarazadas o con hijas/os recién nacidas/os.” Asimismo la organización informa que “el sector público es uno de los sectores altamente feminizados, donde el 60% está a contrata (plazo fijo). Con el nuevo proyecto, el 31 de diciembre de cada año podrán ser despedidas las funcionarias públicas que estén embarazadas o con hijos/as recién nacidas/os”, y añade el gremio que “es un proyecto que enjuicia a las mujeres a la hora de cuidar a su hija/o enfermo, poniéndole castigos y trabas para que desestime la posibilidad de tomar licencia. Se pone en tela de juicio el criterio médico y coloca actores como el Ministro de Hacienda a validar el derecho a una licencia. Hay un supuesto aumento de cobertura, lo cual es una falacia porque genera falsas expectativas para las mujeres más pobres del país, ya que establece requisitos como es el de pertenencia a hogares del 20% más pobre, promediando su ingreso en los últimos 24 meses, lo que desfigura el derecho de la trabajadora, no asegurando el derecho al trabajo, sólo se entregará un subsidio que ni siquiera podrá garantizar su subsistencia”.

 

En este sentido, la ex Directora del Trabajo, María Ester Feres, ya había señalado que el publicitado proyecto postnatal de Piñera “es aplaudida por el empresariado porque está ligada a su necesidad de aminorar sus costos laborales en relación a la contratación y el empleo, y a la imposición de aún más flexibilidad laboral.”

 

3. En tanto, las movilizaciones ambientales contra la construcción de la represa HidroAysén en la Patagonia, propiedad de los capitales españoles de Endesa y los criollos de Colbún tendrán un nuevo episodio el próximo sábado 28 de mayo en Santiago. El megaproyecto, iniciado en el gobierno del “socialista” Ricardo Lagos, desestima cualquier otra fuente de producción energética limpia, es parte de la disputa internacional sobre el despojo de las aguas, y sus beneficios irán a parar al gran empresariado transnacional y nativo. Por eso no resulta extraño que la Primera Dama de la Nación, Cecilia Morel, haya recibido de Endesa – España un millón de euros días antes de la votación del proyecto para su Fundación Integra. Ni que el cuñado de Morel trabaje en Colbún, ni que su hermano sea director suplente de HidroAysén.

 

Peculiar, eso sí, ha significado que el New York Times  publique en una de las columnas editoriales que “sacrificar la Patagonia para conseguir energía podría ser un error irreparable”, refiriéndose a que su ejecución sería “la mayor tala indiscriminada sobre el planeta”. Otro misterio sin resolver aún.

 

Las macizas manifestaciones, sin embargo, se han visto empañadas gravemente por la actuación del coordinador de la ONG Acción Ecológica, Luis Mariano Rendón, quien el 23 de mayo interpuso una querella criminal contra quienes resulten responsables de la agresión al Suboficial Mayor Mauricio Muñoz, ante el 8º Juzgado de Garantía de Santiago, hecho acaecido en la marcha del pasado 20 de mayo. Más allá de la justeza de las protestas y el protagonismo a la velocidad del rayo obtenido por su gran sentido de la oportunidad, Luis Mariano Rendón, no ha abierto la boca ante la violencia policial reiterada, masiva, usual, desproporcionada, con uso de lacrimógenas a quemarropa, perdigones, y hasta perros amaestrados contra las manifestaciones de cualquier naturaleza que expresen alguna disidencia ante los mandatos de La Moneda. En una carta pública dirigida a Rendón, el comentarista Ariel Zúñiga Núñez expresa a nombre de muchos que “Me parece ofensivo, amén de falso, que llames violentistas e infiltrados a un número importante de asistentes. Me parece autoritario y arbitrario que cambies la fecha y la hora de la manifestación de modo inconsulto, motivado en tu premisa falsa y ofensiva consignada arriba. Me parece torpe, por decir lo menos, que encuentres un modo de quitarle el tiraje a la chimenea. No sé a qué te refieres con “un nuevo pacto con Carabineros”. La verdad Luis Mariano es que nadie te pidió que le pidieras permiso al profesor para marchar ordenadamente en el gimnasio, nadie. Tampoco alguien te ungió como representante de algo, salvo de tu ONG, como para que te sientas autorizado a hablar por tantas voces y corazones. Demasiado conservador tu progresismo, conformista tu incorformismo, complaciente tu protesta, autoritaria tu democracia, elitista tu ciudadanismo, obsecuente tu resistencia, acomodaticia tu figuración, oportunista. Violento es tu pacifismo y exasperantemente dogmática y formalista la nueva forma de hacer política que practicas”.

 

 

4. En tanto, la Concertación se desangra a la espera de Bachelet; los mineros subcontratados de la minera cuprífera de El Teniente (CODELCO, Rancagua) se mantienen en huelga indefinida hasta que no se les pague un bono correspondiente al 15 % del que se les paga a los trabajadores de planta; el retailer acumula ganancias extraordinarias a costa del sobreendeudamiento de los asalariados; y la política de desaceleración de la economía china para evitar la inflación  ha reducido la compra de cobre chileno casi en un 30 % respecto de los 4 primeros meses de 2010. Como China es el principal importador de metal rojo de Chile, y el cobre del país es el pilar del modelo extractivo primario exportador,  también cayó fuertemente  la moneda nacional en relación al dólar. Cosas de mayo.

 

 

Mayo 26 de 2011

Escribir comentario

Comentarios: 0

Columna editorial advierte efectos desastrosos para el medio ambiente

El New York Times irrumpe ante aprobación de HidroaAysén y lo califica como “un error irreparable”

La publicación que se titula "Keep Chilean Patagonia Wild" hace hincapié en que "el daño que estas represas harían al medio ambiente es enorme, y su construcción - en un paraíso natural en gran medida virgen- abriría el camino para un mayor desarrollo, incluyendo más represas" y advierte que Chile tendría que construir 1400 millas de tendido eléctrico hacia el norte, creando la mayor tala indiscriminada sobre el planeta.


El diario estadounidense The New York Times advirtió este martes, a través de una columna editorial, los efectos desastrosos  que acarrea la aprobación del proyecto HidroAysén.


“Esperamos que se tenga una mirada más integral por el daño que causaría este proyecto. Quizás entonces el gobierno de Chile, que apoya el proyecto, logre entender lo que muchos chilenos ya saben: Que sacrificar la Patagonia por el poder sería un error irreparable”, sostiene.


La publicación que se titula “Keep Chilean Patagonia Wild” hace hincapié en que “el daño que estas represas harían al medio ambiente es enorme, y su construcción – en un paraíso natural en gran medida virgen- abriría el camino para un mayor desarrollo, incluyendo más represas”.


Asimismo, recalca que la votación a cargo de la Comisión de Evaluación Ambiental de Aysén consideró sólo las consecuencias inmediatas de la construcción y no los efectos a largo plazo sobre la ecología de estas cuencas hidrográficas o los riesgos aguas abajo del embalse.


Tendido eléctrico: “la mayor tala indiscriminada sobre el planeta”


“Las represas podrían eventualmente inundar un parque nacional así como porciones de un paisaje que Chile esperaba ser nombrado Patrimonio Mundial por la Unesco (…) para entregar la energía que generarán –unos 2,75 gigawatts- Chile tendría que construir 1400  millas de tendido eléctrico hacia el norte, creando la mayor tala indiscriminada sobre el planeta”, acota.


Señala la editorial del NYT “Chile tiene extraordinarias fuentes renovables de energía, incluyendo la solar, geotermal y eolica que podría ser desarrolladas con mucho menos impacto en el medioambiente (…) Tal vez entonces el Gobierno chileno, que apoya el proyecto de represas, entenderá lo que ya muchos chilenos saben: que sacrificar la Patagonia para conseguir energía podría ser un error irreparable”, concluye el texto.

 
Fuente: http://www.elmostrador.cl

Escribir comentario

Comentarios: 0

Detenciones en Temuco reporteras graficas

Carolina Vera es Actriz, integrante de la organización Mujeres Acacia y reportera gráfica y también ha colaborado con Mapuexpress y en las manifestaciones pacíficas del 21 de Mayo fue bruscamente detenida, trasladada a la segunda comisaría y luego de unas horas dejadas en libertad… Carolina ha señalado y denunciado  “me han dejado las muñecas como prieta y en mi carita, un rasguño del porte de una sonrisa paralela, me han borrado todo el material que había registrado en la marcha y se han burlado groseramente de nosotr@s, nada nuevo la verdad”…

 

Otros Casos

 

Marcela Rodríguez es psicóloga y es reportera gráfica y colaboradora de Mapuexpress y en la tarde del 13 de mayo mientras registraba una manifestación pacífica en el frontis del portal mall Temuco fue violentamente detenida, llevada a la octava comisaría de carabineros, dejada toda la noche y trasladada con esposa al tribunal para la formalización por “desordenes públicos”. Mientras fue trasladada pregunto a un agente policial por sus pertenencias personas quien bruscamente la zamarreó.

 

Marcela Castro es antropóloga y se desempeña en la facultad de medicina de la Universidad Católica y participó de la manifestaciones pacíficas del 11 de mayo según entiendo y mientras grupos se manifestaban en la intersección de caupolicán con Montt arremeterieon fuerzas especiales y a ella que estaba en las inmediaciones fue bruscamente detenida, dejada toda la noche en la octava comisaría y al día siguiente formalizada por desordenes públicos por “estar haciendo barricadas”… acusación grave y que además salió en los medios de prensa como tal.

 

Por: Alfredo Seguel

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    denunciactiva (lunes, 23 mayo 2011 16:55)

    Es obvio que el terror abunda en las mentes de los pacos, les atemoriza nuestro desarrollo y maifestaciones, la fuera del pueblo los amedrenta y por eso no saben como actuar.

    Solidaridad con l@s compañer@s que registran los hechos violentos y represivos.

La nueva situación política y la ciudadanía

En  pocas semanas  se ha  producido  un cambio en la  situación política en Chile,  proceso  que  genera  fenómenos  morbosos,  errores de apreciación  político -  estratégica,  formas variadas de oportunismo, temores y esperanzas,  y emerge  una  idea  social sobre la posibilidad  de cambiar un orden. Despiertan del  mismo  modo, los fantasmas que  han rondando en esta  larga  transición hacia una democracia real y viva.


La  movilización ciudadana  ha  estremecido la conciencia  política de la sociedad  en las últimas semanas, pues  se trata de  un proceso en donde intervienen  una multiplicidad de actores, con argumentos contradictorios entre sí,  adoptando  posiciones opuestas, con recursos  desequilibrados, y  donde se  entrecruzan las tensiones de una sociedad  signada  por las injusticias, la violencia y  el abandono  o  sentimientos de  deriva que  experimenta el ciudadano frente  a  un orden  lejano,  dirigido  por una elite  que  se rota en el poder y  que  al final de la tarde siempre  termina asintiendo  en que estamos en el mejor de los  mundos.


La complejidad  del momento  político no radica  tanto  en la comprensión de   la configuración de  polos  críticos o el atrincheramiento de  posiciones de  los bandos y discursos en disputa: requiere o exige comprender que  la situación política y su madurez va unida  a la  modificación de los patrones de comportamiento de la vieja  clase  política en relación a lo social,  lo ciudadano.


¿Cuáles son entonces los elementos de  la nueva situación  política?

1. La  vieja  clase  política se comporta como  si la sociedad   no hubiese cambiado, y esto es  válido  tanto para la Alianza como para la  Concertación.  El  gobierno ve  las  manifestaciones de Hidroaysén como  maniobra de  fanáticos  ambientalistas,  incapaces de comprender  que  se requiere energía para  alcanzar el desarrollo,  las cuales son  movidas por  generosos recursos  provenientes de  oscuras  redes internacionales,  sembrando dudas  sobre las intenciones de los  ambientalistas. Estos lenguajes  son conocidos en la política de los  últimos  20 años  y  se practicaron profusamente en los  gobiernos de transición democrática, cuyo  maestro fue  el mismísimo  Capitán General. En este cuadro, la  sociedad  civil no  ve diferencias en  ambos estilos de gobernar y eso es un dato  importante a considerar. Da lo  mismo al parecer.


2. La autoridad  pública  da señales  equívocas  y erráticas  al  disponer  de sus recursos de fuerza para  mantener el orden, como ocurrió  con el tema del  uso de  gases  lacrimógenos para  enfrentar  manifestaciones. Se aprecia una vacilación o  incomprensión de lo que ocurre, pues al dar señales  contradictorias y   usar  estos  dispositivos, se termina  actuando sobre familias, adultos  mayores y niños que concurren a las expresiones de malestar,  optando así por dejar de  proteger adecuadamente  a la sociedad  frente a  grupos  minúsculos  de  personas que carecen de  recursos  como  el diálogo y  la argumentación  deliberativa, montando espectáculos de violencia callejera.  Esto  tiene  lugar porque  no se  sabe  o entiende el fenómeno  social en curso. Se precisa en consecuencia,  un cambio urgente en el modo de enfrentar los  procesos que se avecinan.


3. En  un sentido,  la ciudadanía  no cree en los que gobiernan,  desconfían de sus  decisiones, sienten en desamparo  frente a la falta de  protección y construyen  relatos propios  o  corporativos para  comprender  por sus medios lo  que  aparece como incomprensible en el diálogo con  la autoridad  política. Y esta desconfianza  se manifiesta hacia la clase política gobernante  de modo  transversal. La imagen  patética de diputados  sosteniendo un lienzo contra la construcción de  represas en Hidroaysén  y  de otros  intentando  bajarlo,  es  la síntesis morbosa  de la crisis de imagen y de autoridad  que  viven los representantes de la  institucionalidad  fundada  bajo  una dictadura militar.  Expresan  un modo de actuar  político lejano a la ciudadanía.


4. Socialmente, asistimos a  procesos de convergencia  creciente entre  el accionar de  actores, movimientos sociales  y  nuevas narrativas o voces  políticas,  convergencia  que  irá  en incremento  en próximo tiempo y que  podría   confluir en la constitución de  nuevas expresiones socio -  políticas en un futuro cercano. La velocidad con que tiene  lugar este  cambio  está relacionada  directamente con la erosión en las viejas representaciones políticas,  las cuales usarán  todos los  recursos para  sostener posiciones. 


5. Toda  crisis  tiene  una  resolución. Los  acuerdos  y compromisos que irán  naciendo al calor de la nueva  situación  política, sea aquellos que  se aborden  al interior de la vieja  clase  política, o  de aquellos que  emerjan de  la constitución de nuevas  fuerzas políticas  aún  en desarrollo, habrán de considerar los escenarios más probables  de  salida a la crisis que  puede manifestarse sólo como una crisis de gobernabilidad pasajera,  o  como  una crisis  orgánica,  cuyas proyecciones  son aún inciertas.

 

* Director ejecutivo de la Corporación Libertades Ciudadanas.

Fuente: http://blog.latercera.com

Escribir comentario

Comentarios: 0

Chile:

La cuenta amenazante y antipopular de Piñera

Andrés Figueroa Cornejo


Lo realmente nuevo de la cuenta anual de gobierno del Presidente Sebastián Piñera este 21 de mayo respecto  de 2010 no fue lo que ocurrió al interior del Congreso Nacional en Valparaíso, sino lo que pasó afuera; el conjunto de acontecimientos que paulatinamente están rompiendo la paz de cementerios en Chile, y que se expresó en aproximadamente 15 mil jóvenes y trabajadores, protestando en la avenida principal de la capital de la V Región, Pedro Montt.


Ciertamente, en el hemiciclo del edificio legislativo un pequeño grupo de parlamentarios de la Concertación levantó un letrero solicitando una Patagonia sin represas en medio del discurso del Ejecutivo. Desde la gradería, activistas ambientales también interrumpieron a un Piñera, quien visiblemente nervioso, los acusó de ‘violentistas’ y faltos de ‘respeto’. En buenas cuentas, el mensaje presidencial, lleno de lugares comunes, predecible y vacío, extemporáneo y publicitario, se vio empañado por el manifiesto descontento dentro y en el exterior del Congreso, a pesar de que, una vez más, utilizó teatral y mediáticamente a uno de los 33 mineros rescatados del yacimiento San José a comienzos de su alocución.


“Antes de que termine el 2020, Chile será un país desarrollado”, aseguró Piñera e inmediatamente señaló que el 50 % de la reconstrucción de las zonas castigadas de febrero del año pasado por el maremoto-terremoto estaba hecha. Sin embargo, de las 140 mil viviendas nuevas comprometidas, según la propia página web del Ministerio de Vivienda, apenas se han levantado mil, y sólo un tercio de los subsidios han sido cursados.


Para intentar sostener su promesa bíblica de una nación desarrollada en 9 años más, el presidente de la derecha tradicional (quien obtuvo menos de un tercio de los votos de la ciudadanía habilitada para sufragar para entrar a La Moneda), se afirmó sobre un crecimiento económico de “más de un 7 %” a fines de 2011, y del aumento de un 19 % de las inversiones respecto del año anterior. Claro que no se refirió en absoluto a que hace mucho tiempo que las cifras macroeconómicas del país únicamente resultan indicadores abstractos ante el empeoramiento de la vida de las grandes mayorías, y ocultan la tendencia de hierro capitalista de una alta concentración de la apropiación del excedente socialmente producido, y la financiarización y transnacionalización de una economía fundada en el extractivismo exportador minero, maderero, y mucho después pesquero, por un lado, y la intensificación de las desigualdades sociales, por otro. Es decir, ese 7 %, que basado en la especulación financiera, la sobreexplotación del trabajo y el despojo privado y depredador de los recursos naturales, beneficia a los pocos, y maldice a los muchos.

 

Además, Piñera dijo que el consumo habría aumentado “un 10 %” y los salarios “un 6,3 %”. Lo que no informó es sobre la distribución del consumo en los distintos fragmentos de clase, donde los territorios sociales subalternos, en general, llegan malamente a fin de mes a costa del sobreendeudamiento plástico estructural para adquirir los alimentosa esenciales; ni explicó la ecuación que empleó para llegar a la cifra del aumento de los sueldos. Esto es, ese 6,3 % (¿Con la inflación agregada?) podría ser apenas un promedio entre los altos y minoritarios salarios de los gerentes y el pueblo trabajador llano que en un 80 % no supera nunca los $ 350 mil pesos mensuales (US$ 744 dólares), mientras el kilo de pan se empina a cerca de los 3 dólares.

 

TRABAJO, EDUCACIÓN, SALUD  


Sobre el ámbito laboral, el mandatario habló de la creación de casi 500 mil empleos (según mediciones más realistas, se trata de 320 mil). Lo que tampoco comunicó fue de qué tipo  de trabajo se trataba, toda vez que se multiplica el empleo informal, precarizado, a cuenta propia, extraordinariamente rotativo, tercerizado, de horario parcial, en casa, sin derecho a sindicalización y mucho menos a huelga. Asimismo, soslayó la metodología usada para ofrecer semejantes números.


En seguridad pública, Piñera indicó que va en buen camino el aumento de la dotación de 10 mil carabineros más y otros mil detectives. Por lo menos, en este caso, se trata de trabajo formal, estable, con contrato, carrera y beneficios sociales. Según el líder y su lucha contra las inadecuaciones linguísticas que le han dado justa fama, la delincuencia habría descendido un 10 %. ¿Cómo llegó a ese porcentaje? Un nuevo misterio.


Coqueteando con el alicaído precandidato presidencial de la UDI y ministro de Educación, Joaquín Lavín, en materia de enseñanza, refrendó la ultraliberalización del sistema educativo en Chile mediante la entrega de préstamos directos a los estudiantes para que ‘elijan’ la institución de educación superior que prefieran, dando un golpe fortísimo a la recuperación de la enseñanza pública en vías de extinción en todos sus niveles. Con orgullo contó que ya había un millón de estudiantes en la educación superior. Eso sí, no abrió la boca para decir dónde trabajaría ese millón de jóvenes en medio de una industria de la enseñanza absolutamente desregulada, fragmentada socialmente, mercantilizada y con fines eminentemente lucrativos, muy lejos de una educación integral, racionalmente organizada y diseñada de acuerdo a las necesidades auténticas de un mundo del trabajo sobresaturado de una batería de profesionales y técnicos que redunda en que el 60 % de los clientes de la enseñanza trabaje en algo distinto a lo que estudió. Sin considerar el probado deterioro remuneracional de los que sí laboran en lo que estudiaron.


En salud, Piñera prometió terminar con las filas y las listas de espera en  los hospitales y consultorios, y que sobre los planes o seguros sanitarios de las Isapres  evitaría el ‘exceso de diferencias’ en sus costos. Calló que eso sólo podría ser eventualmente posible aumentando el precio de los seguros a los segmentos de trabajadores más jóvenes y de menos riesgo para las aseguradoras.   


EL POSTNATAL


Arribando a uno de los temas candentes, el presidente afirmó que el proyecto de postnatal aumentaría de 3 a 6 meses ese bien “y beneficiará a 160 mil mujeres”. Sin embargo, la ex Directora del Trabajo y abogada, María Ester Feres, estudiosa del asunto, ha establecido que tras el proyecto “hay una gran transacción. Esta iniciativa, aplaudida por el empresariado, está ligada a su necesidad de aminorar sus costos laborales en relación a la contratación y el empleo, y a la imposición de aún más flexibilidad laboral. El proyecto no considera el fuero paterno, el derecho del padre a este postnatal extendido. Lo positivo es que revela aspectos del trabajo, siempre invisibles. Tampoco había mucho entusiasmo de la oposición de poner estos temas en la agenda pública. Sin embargo aquí los medios hacen mucho. La gente está convencida de que la medida sólo contempla la extensión a tres meses más del postnatal. Pero en sus partes negativas, es un desastre. Porque las mujeres pasan al subsidio de seguridad social  que sustituye el salario. Pone topes a los subsidios y a las licencias maternales. Hay un intento claro de redistribución de ingresos entre las propias asalariadas, no entre el capital y el trabajo.

 

Las remuneraciones de las mujeres son ostensiblemente menores que las de los hombres en iguales funciones, y demuestran que las desigualdades de ingreso en Chile se basan en los bajos salarios existentes y la ausencia de negociación colectiva. Por otra parte, aumenta la desprotección y desregulación laboral, y elimina el derecho a alimentación. Otro asunto tiene que ver con las salas cunas. Sólo un 8,4 % de las empresas emplea a más de 20 mujeres y, por tanto, la inmensa mayoría no  cuenta con salas cunas. Y el 36 % de ese 8,4 % de empresas no cumple ninguna de las modalidades que señala la ley. Se desperdicia la posibilidad de socializar el costo de la maternidad al interior del empresariado; y se desdeñan alternativas para que el padre se corresponsabilice de la crianza del menor; de ampliar efectivamente la cobertura y de combatir la gran precariedad laboral”.

 

 

RELACIONES VECINALES

 

Sobre las Relaciones Exteriores, el mandatario resumió que con Argentina se está avanzando (?); y que si el presidente boliviano Evo Morales representa la demanda histórica de una salida al mar para ese país en organismos internacionales, ello resultaría “un serio obstáculo” en el plano de relaciones entre ambas naciones y que, a pesar de todo los argumentos bolivianos “Chile hará cumplir el Tratado de 1904”. Con Perú, el jefe del Ejecutivo chileno dijo que se cumplirán los tratados de 1952 y 1954.


En cuanto a los vínculos económicos regionales, Piñera señaló que privilegiará la pro norteamericana “Alianza del Pacífico” con México y Perú (enclaves imperialistas), dilapidando cualquier relación con proyectos independientes como el eventual Banco del Sur o el ALBA. No faltaba más. Obama visitó Chile no sólo para ofrecer energía nuclear.

 

LA TRAGEDIA AGRÍCOLA  Y MEDIOAMBIENTAL


En otros ámbitos, Piñera confirmó que repartirá un bono de $ 250 mil pesos (US$ 530) por una vez a los matrimonios que cumplan 50 años. Respecto de las relevantes demandas del pueblo mapuche, seguirá con su Plan Araucanía, que en los hechos, viola tratados internacionales, encarcela comuneros y despoja de tierras a los mapuche para bien de las forestales y represas.

 

Cuando el capital financiero y la especulación bursátil dañan severamente las condiciones de existencia de los trabajadores y el pueblo, el presidente se limitó a la consecución de un Servicio Nacional del Consumidor Financiero con el fin de transparentar las tasas con las que se esquilma a los usuarios y a las pequeñas y medianas empresas donde laboran 6 de los 7 millones de trabajadores chilenos.

Así también, Piñera expresó que provocaría una verdadera “revolución y emprendimiento en el mundo agrícola”, a través de la apertura de líneas de crédito. Se cuidó de mencionar el acuerdo realizado con la Concertación en relación  a que la transnacional norteamericana Monsanto, famosa por su producción de semillas transgénicas, será la propietaria de los vegetales, frutas, hortalizas y verduras en poco tiempo más. ¿Por qué? Porque Monsanto tendrá en su poder las patentes de todos las clases de semilla que hay en Chile. Es decir, la corporación, como dueña de “papa chilena”, por ejemplo, estará facultada para cobrar derechos a todos quienes siembran papas debido a que los campesinos tendrán la obligación, impuesta por el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos firmado por el ex presidente Ricardo Lagos, de comprar y usar sólo esas semillas y nunca más las propias. Ello comportará un daño de dimensiones brutales en el plano alimenticio y arrojará a la cesantía a innumerables campesinos. Este solo convenio puede resultar mucho más grave que la implementación del megaproyecto de HidroAysén. La propia alimentación basada en productos agrícolas de Chile dependerá de una multinacional.

Y en relación a  HidroAysén en la Patagonia, contra la cual el 20 de mayo sólo en Santiago  congregó exitosamente a 40 mil personas en La Moneda a modo de protesta por su implementación devastadora, Piñera sentenció que “no se renunciará a los proyectos termoeléctricos e hidroeléctricos”, y agregó que “Chile es un país rico en agua, y en los últimos 17 años se aprobaron más de 100 plantas termoeléctricas y a carbón.” En un minuto el administrador de turno del capitalismo de vanguardia que sufre el país invalidó la voluntad expresa de la opinión y movilización de la mayoría nacional al respecto que, según encuestas, en un 74 % desaprueba el proyecto.

Finalmente, Sebastián Piñera, mientras ya se desataban las protestas masivas en las afueras del Congreso, realizó una suerte de amenaza solapada cuando se preguntó “¿Qué puede desviarnos de nuestros objetivos? El germen de la división y la beligerancia (…) Llamo a la unidad nacional de los chilenos. De otro modo se termina con la democracia”.

¿Unidad nacional? ¿Democracia? Sólo es posible la unidad nacional en un Chile de iguales y libres, y no es posible comparar un régimen constitucional con una democracia participativa genuina, política, social y económicamente. Lo que hay aquí es un remedo formal de democracia. Un abuso de esa palabra que millones de chilenos jamás han conocido.

 

Mayo 21 de 2011

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiembla Piñera que algo grande viene

Las 'Brigadas Internacionales' del 15-M

Jose María Robles | Madrid


"Esta reivindicación no es nacional ni europea. Estamos viviendo un cambio global que requiere una respuesta global. Todos los jóvenes estamos encontrando los mismos problemas para tener un futuro digno, para ser protagonistas de nuestras propias vidas, para decidir por nosotros mismos».


Mara, nacida en Italia hace 29 años y residente en Madrid desde hace dos, presta voz y rostro a los 'indignados' menos visibles de la acampada en Sol: los nacidos fuera de nuestras fronteras. De paso, demuestra que la 'Spanish Revolution', frente a lo que ha sucedido en la denominada 'primavera árabe', no está protagonizada exclusivamente por población autóctona.


"Yo me fui de Italia por la falta de oportunidades", añade Mara, profesional de la Comunicación Social en paro y cobijada entre plásticos y cartones desde el domingo. "En principio venir aquí pintaba bien. Lo que ocurre es que muchas empresas se han agarrado a la palabra crisis para justificar sus recortes. No somos personas; para las empresas somos gastos, productos para utilizar y desechar", critica. "No veo ninguna diferencia entre los problemas de la juventud española y la italiana. Allí, si acaso, falta un poco más de conciencia crítica. No tenemos un espacio para pensar ni para hablar", concluye, para seguir con su trabajo en la comisión de Infraestructuras.


'Pedimos lo básico'


Integrante igualmente de estas 'brigadas internacionales' de carácter pacífico es Karim Iaye. Vino de Guinea-Conakry hace 14 años. Ahora tiene 32, y las últimas tres noches ha pernoctado en la Puerta del Sol. Una notable muestra de compromiso por parte de quien en el pasado llegó a dormir en la calle por falta de recursos. "Apoyo a los jóvenes porque están sin trabajo, sin casa, sin nada... He vivido la misma situación, es normal que se manifiesten para cambiar el sistema", empatiza con la protesta.


En la capital de España, pero entre toldos que recuerdan a los que cubren malamente tantos suburbios de todo el mundo, este camarero desempleado desde 2009 pide "por lo menos lo básico: trabajo digno, techo, unidad y paz".


Jesús Rodríguez, venezolano de 25 años, ocho de ellos entre España y Francia, hace suyo el "objetivo estandarte" del movimiento ciudadano que se puso en marcha el pasado domingo: "Cambiar el sistema electoral, acabar con el bipartidismo y atender cuestiones vinculadas a la crisis, como el paro, la vivienda...".


Aunque se ve a sí mismo "en un sofá de oro" en comparación con sus compatriotas, considera que sus expectativas de futuro "bastante jodidas". "He estudiado Traducción e Interpretación, hablo seis idiomas y casi tengo que decir que soy músico". Con falda de hawaiano, colgante de flores y su ukelele bajo el brazo disfrazaba Rodríguez la madrugada del miércoles el sonido de la lluvia. Un canto a la vertiente más festiva del mundo globalizado.


Dar ejemplo


Intentando no empaparse pasó también Luis Vásquez (Colombia, 12 años en España) su primera noche junto al colectivo Toma la Plaza. "Estoy de acuerdo en exigir empleo digno y en dar ejemplo a la clase política. ¡Fuera los corruptos de los partidos, que devuelvan el dinero que se han llevado!".


Vásquez es empresario autónomo en el sector hostelero. Durante un año ha regentado un bar en la zona sur de Madrid, con una persona en nómina. "Ya no me puedo endeudar mas, así que lo voy a tener que cerrar. En gran parte por culpa de la ley antitabaco. La gente que entraba, con unos recursos medios, ya no lo hace. Por culpa del tabaco y de la economía, se queda en su casa...", da salida a su desesperación.


El caso de Bruno Assis, portugués de 33 años 'alistado' en la comisión de Alimentación, es diferente. "Estoy aquí por solidaridad. Ésta es mi gente, mis amigos... Acepto sus propuestas. Les preocupa que en este país haya mucho paro, muchos estudiantes que terminan la carrera y no encuentran trabajo. Quieren alquilar un piso y no tienen trabajo ni dinero. Y no quieren más mentiras".


Tras 17 años en España, reconoce que la situación de la vecina 'geraçao à rasca' (generación precaria) "es casi igual: una catástrofe. Pero no sólo en Portugal o España, sino en toda Europa. Es inaceptable".


Fuente: http://www.elmundo.es

Escribir comentario

Comentarios: 0

¿Abuso de gases lacrimógenos en Chile?

Jorge Barreno | Santiago de Chile


Cuando uno camina por la Plaza Italia de la Ciudad Puerto, se siente una picazón intensa en la nariz que termina en una sesión incontrolada de estornudos. Son los restos de gas lacrimógeno que quedan esparcidos por el suelo urbano. Ha pasado un día desde que las fuerzas de orden diseminaran a los manifestantes que protestaron en contra de la aprobación de HidroAysén, un megaproyecto energético que se llevará a cabo en la Patagonia chilena, sin embargo el gas ‘pimienta’ aún se siente.


El uso de este tipo de sustancias tóxicas en Chile y en otros países de Latinoamérica es habitual. Un carabinero de la 7ª Comisaría de Valparaíso, que prefiere guardar en secreto su identidad, asegura que: “Sólo los utilizamos en casos extraordinarios en los que las concentraciones no han sido autorizadas o los manifestantes no abandonan la vía pública a la hora pactada”.


Investigaciones científicas


David Morales, un habitual manifestante de las calles porteñas, no piensa lo mismo: “En casi todas las concentraciones acabamos tragando gases lacrimógenos. El Día del Trabajador, el 21 de mayo, ahora con HidroAysén...

 

Cualquier ocasión es buena para que nos rocíen con agua envenenada”.

David explica las consecuencias de su experiencia con el zorrillo, un vehículo lanzador de gases: “Ayer por ejemplo los chorros del zorrillo no me llegaron a dar. Sin embargo, llegué a casa con los ojos hinchados, no veía nada. Mi ‘polola’ (novia) se puso a estornudar sin parar, nos picaba todo. Lo peor fue para nuestra ‘guagua’ (bebé), de un año. Se le irritó toda la piel sólo con mi presencia”.


Las investigaciones científicas confirman el daño que provoca inhalar los gases de las bombas lacrimógenas, sobre todo a los niños y a las mujeres embarazadas. Muchos de los componentes de estas sustancias tóxicas han sido reemplazados en Estados Unidos e Israel, países que las fabrican.


Por el contrario, las bombas que usa Carabineros, la policía chilena, son fabricadas exclusivamente para Chile y están prohibidas en la mayoría de países del mundo. “Hay antecedentes documentados de que los agentes químicos con que se fabrican las bombas lacrimógenas son abortivos.

 

Además de producir graves daños a la salud, inciden negativamente en los aparatos reproductivos masculino y femenino”, comenta el doctor Andrei Tchernitchin, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

 

Peligro en embarazadas y niños


El interés de este médico por este tipo de sustancias tóxicas comenzó durante la dictadura militar de Augusto Pinochet, cuando en los alrededores de la Facultad de Medicina la policía lanzaba bombas lacrimógenas. Los estudiantes llegaban muy afectados, por lo que Andrei decidió llevar a cabo un estudio científico.


“Pedimos a los alumnos que donaran sangre para estudiar algunos parámetros hormonales, como el número de leucocitos eosinófilos y, curiosamente, esos leucocitos estaban desgranulándose con mucha velocidad, lo cual podía significar alteraciones de diverso tipo”, manifestaba el médico a la revista chilena ‘Punto y Final’. “Curiosamente dejaron de tirar bombas cerca de la facultad”, comenta.


“Hay probabilidad de que las sustancias químicas de las bombas lacrimógenas afecten las funciones reproductivas, dañen al feto en el último trimestre del embarazo, y a los niños en los primeros años de vida, provocando efectos en la salud que pueden resultar irreversibles”, dice.


“Es probable que los fabricantes de estos químicos y tóxicos tengan estudios científicos, pero no dan a conocer los detalles... No son mortales, ni provocan enfermedades inmediatas, a menos que la persona inhale el gas bajo ciertas condiciones”, añade Andrei Tchernitchin.

 

  • Las bombas que usa Carabineros son fabricadas exclusivamente para Chile y están prohibidas en la mayoría de países del mundo

 

  • Fueron utilizadas por las fuerzas públicas en la última marcha contra el proyecto energético HydroAysén, y dicen que ya es algo 'habitual'

 

Fuente: http://www.elmundo.es

Escribir comentario

Comentarios: 0

Hidroaysén:

Ratas del agua son regalonas del gobierno de Piñera

Es la institucionalidad de gobierno, la coimeada, la que aprueba Hidroaysén. Lo viene siendo dese gobiernos anteriores, y lo hace bajo Piñera, mientras razones de peso y colectivas como el clamor ciudadano, los estudios científicos y medioambientales para su NO realización son opacados en la especulación de una crisis energética con olor a histeria y profundamente asociada a la banca, la minería o procesos productivos extractores de materias primas.


En la Patagonia del sur del Mundo, sus habitantes claramente no tienen la demanda energética de lo proyectado y ya es sabido que la toma de corriente será trasladada por sendas torres y cables para terminar uniéndose al SIC (Sistema Interconectado Central).


Su plan de miles de millones de dólares está lleno de lobby, billetes verdes a destajo, ventas a futuro, especulación financiera, operaciones comunicacionales en que los medios masivos chilenos entregan sus páginas a su mal planteado progreso, recibiendo publicidad de baja monta al estilo de la empresa Barrick Gold, que miente impunemente en las pantallas de la TV nacional.


Empresas como Hidroaysén, disfraz de oscuras asociaciones, aparecen para lograr concentrar más el poder económico en Chile. Si su cometido es logrado, entre Endesa y Colbun, controlarán aproximadamente el 80 % de la producción de energía eléctrica en Chile.


El proyecto de Hidroaysén pertenece en un 51% a Endesa y en un 49 % a Colbun que son las oligarcas familias Matte -mayoritariamente-  y la familia Angelini via AntarChile, entre otros. Endesa, a su vez, forma parte de Enersis, la cual es subsidiaria de Enel (Italia ) y Acciona ( España), según nos informa el estudio elaborado por Profundo Economic Research para International Rivers.


Tantos los Matte como los Angelini tienen un historial asociado a proyectos contaminantes y extractores de materias primas, pero la presión para que se apruebe Hidroaysén no solo vienen de parte de ellos, sino también de préstamos, accionistas, tenedores de bonos, e instituciones financieras que han caído en el juego especulativo apostando millones de dólares.


Entre ellos están AIG, BBVA, Barclays, Santander, Goldman Sachs, JP Morgan Chase, entre otros que claramente seguirán ejerciendo presión para que se lleve adelante el proyecto, y prestando dinero para seguir coimeando antes de perder todo lo apostado.


El panorama es incierto, más luego que el ministro del interior, el solapado sionista Rodrigo Hinzpeter señalara minutos antes de la votación de la Corema que le gustaría se apruebe la instalación de las represas en la Patagonia, porque “sería bueno para el país”. ¿Para quién trabaja realmente Hinzpeter?…


Sr. Ministro repetimos a usted la pregunta que le hizo el premio Nobel alternativo, Manfred Max Neff a Sebastián Piñera  ” ¿Piensa ustedes que una línea de transmisión de 2.300 kilómetros con torres de 70 metros de altura (equivalentes a edificios de 20 a 25 pisos) cada 400 metros, que, según análisis preliminares basados en peticiones mineras realizadas por y para los interesados, fragmentaría 6 parques nacionales, 11 reservas nacionales, 26 sitios prioritarios de conservación, 16 humedales y 32 áreas protegidas privadas, es algo liviano como para cargas en su conciencia?” .


¡Es el colmo el gobierno de turno ha puesto el Estado de todos los chilenos, y su institucionalidad al servicio de los grandes capitales, de los privados, de su lucro!


Queridos conciudadanos, amig@s de la Patagonia y todo Chile, aún queda la decisión del Consejo de Ministros, y los resultados de algunas acciones judiciales nacionales e internacionales para frenar este proyecto. Pero queremos que sepan que si bien esas instancias son importantes, tanto más lo es que la gran fuerza que mostramos al unirnos en las calles a lo largo del país, vaya en aumento, el llamado es mantenernos es estado de movilización. Hoy es Hidroaysén, mañana Pascua Lama, las termoeléctricas, pasado el alza del pan y tantas otras injusticias a las que nos vemos afectos.


Herman@s necesitamos vencer la división generada con estos múltiples conflictos y vulneraciones a nuestras autodeterminaciones, avancemos unitariamente hoy por una Patagonia sin Represas, mañana por una Nueva Constitución mediante una Asamblea Constituyente participativa y ciudadana que respete la Madre Tierra y la voluntad de los pueblos.


Fuente: El Ciudadano

Escribir comentario

Comentarios: 0

Declaración Pública

Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales - OLCA

Respecto de la lamentable aprobación ambiental recientemente realizada en el Comisión de Evaluación Ambiental del proyecto HydroAysén, el Observatorio Latinoamericano De Conflictos Ambientales – OLCA, manifiesta públicamente su absoluto apoyo a la comunidad que históricamente se ha manifestado en contra de su realización, sumándose a las distintas manifestaciones de rechazo ciudadano  al mega-proyecto de generación energética más grande del país.

 

Los perjuicios directos e indirectos que este proyecto generaría sobre la vida de las comunidades y el acceso a sus bienes comunes solo han sido conocidos gracias al movimiento de resistencia y de las distintas estrategias de comunicación que han logrado establecer un amplio repudio ciudadano a nivel nacional. Esto ha generado conciencia en el país y ha difundido los impactos que HidroAysén provocaría de concretarse. Por supuesto esta información ha sido omitida y ocultada por la transnacional energética (Endesa y Colbún) y sistemáticamente apoyada por el gobierno.

 

Sin embargo, esta aprobación sólo es posible por la débil legislación ambiental vigente y la voluntad política del gobierno, tal como se ha hecho anteriormente con innumerables proyectos evaluados por la misma institucionalidad.

 

Estamos conscientes de que el camino para detener el mega-proyecto hidroeléctrico y conseguir la preservación de una Patagonia Sin Represas, es continuar con la unión y la convicción de quienes buscan defender intereses comunes y territoriales, para lograr sobreponerse  a los intereses económicos de unos pocos que promueven “duplicar la energía hoy para que en 10 años Chile no funcione a medias”.

 

Esos pocos son los grandes mineros que demandan el 70% de la nueva energía para los próximos años y son quienes necesitan destruir la Patagonia y atravesar Chile, pasando por encima de  áreas protegidas, territorios indígenas, zonas agrícolas y en definitiva sobre la vida del sur de nuestro país.

 

Una vez más, observamos cómo las autoridades han decidido por un país entero, expresando una tremenda distancia que existe entre los intereses del gobierno y las transnacionales en desmedro de las comunidades que defienden sus territorios.

 

Por lo tanto, es de vital importancia continuar con la acción ciudadana y el apoyo  a la comunidad regional de Aysén, aclarando que esta lamentable aprobación ambiental no es el final de un proceso, sino que es el inicio de una nueva etapa tendiente siempre a detener su construcción y evitar que se materialice.

 

 

Finalmente, dejamos escritos los nombres de las autoridades del gobierno de Sebastián Piñera, que quedarán marcados de por vida ante el país, debiendo responder qué ocurrió con la Patagonia.

 

- Pilar Cuevas, Intendenta región de Aysén.

- Alejandro Escobar; Seremi de Transportes.

- Mónica Saldías, Seremi de Energía.

- Rodrigo Solís, Seremi (s) MINVU.

- Raúl Rudolphi, Seremi de Agricultura.

- Geoconda Navarrete, Seremi de Mideplan.

- Claudio Vallejos, Seremi de Salud.*

- Carolina Bascur, Seremi (s) de Economía.

- Carola Alvarado, Seremi (s) de Medio Ambiente.

- Bolívar Ruíz, Director del SEA.

- Quemel Sade, Seremi del MOP.

* Único voto de abstención

 

Comunicaciones OLCA

http://www.olca.cl/oca/index.htm

Escribir comentario

Comentarios: 0

Caso Bombas:

Esta noche nadie duerme en prisión

Felipe Guerra y Francisco Solar (en la foto), los últimos dos imputados del llamado Caso Bombas que quedaban en prisión, obtuvieron el beneficio de “arresto domiciliario” otorgado por la Corte de Apelaciones. De las 14 personas detenidas inicialmente por orden de la Fiscalía, nadie queda privado/a de libertad.


Los dos ex detenidos, que pasaron por una huelga de hambre de 65 días y casi nueve meses de prisión preventiva, enfrentan cargos por asociación ilícita, producto de la investigación que hizo el ex fiscal Alejandro Peña, quien ahora trabaja con el Ministerio del Interior, una de las partes querellantes en esta causa.


El abogado Morris Farachi, encargado de la defensa de Francisco Solar, declaró que el hecho de que el 100% de los imputados del llamado Caso Bombas se encuentren con medidas cautelares como el “arresto domiciliario” e incluso algunos de ellos firmando periódicamente, demuestra que el Poder Judicial ha considerado que no son un peligro para la sociedad, como ha querido sostener la Fiscalía y su tesis se cae, ante la luz de los hechos y las pruebas.


“Luego de nueve meses de formalización y cinco años de investigación de la Fiscalía Centro Sur, el mensaje que queda con la orden de arresto domiciliario para el 100% de los acusados, probablemente no logren demostrar la culpabilidad de ninguna de las personas acusadas”, consignó el abogado.


El Fiscal a cargo, Víctor Núñez, por el contrario, dijo que el hecho de que se les diera “arresto domiciliario” no es señal de que sus argumentos sean débiles. En el juicio se determinarán las culpabilidades o inocencia de los acusados y acusadas.


El cambio de medida cautelar fue ordenada por la 6ª sala de la Corte de Apelaciones, presidida por el ministro Carlos Cerda, y secundada por los ministros Manuel Valderrama y Alejandro Madrid.


Las audiencias preparatorias de cara al juicio, que debe comenzar en agosto, se han desarrollado durante toda esta semana y seguirán por lo menos por dos semanas más. Hasta ahora, el 8º juzgado de garantías, encabezado por el Juez Luis Avilés, ha desestimado más de mil pruebas y 25 testigos de los presentados por la Fiscalía.


NOTICIA EN DESARROLLO


Por César Baeza Hidalgo

 
El Ciudadano

Escribir comentario

Comentarios: 0

La falsa democracia chilena y los altos niveles de represión

Por Celso Calfullan.


Un alto porcentaje de chilenos hoy tienen sus teléfonos intervenidos, las escuchas telefónicas son pan de cada día, la excusa es la delincuencia y el narcotráfico, pero lo cierto es que esta medida esta más enfocada a persecución de dirigentes sindicales y sociales, que a los delincuentes o narcotraficantes, su objetivo central apunta a la criminalización de la protesta social.


El Ministerio Público ha reconocido que  ellos ordenan la interceptación de más de 1600 teléfonos cada mes, según esta misma información se realizan más de 80 intervenciones telefónicas diariamente, no deja de ser terrorífico enterarse como se viola impunemente la privacidad de miles de chilenos, algo que no se puede aceptar bajo ninguna excusa


El montaje del caso bombas.


Los montajes también son un recurso frecuente, un ejemplo de esto es el llamado caso bombas, que cada día que pasa se sigue cayendo a pedazos y ya se puede ver la trama y la mano del gobierno detrás de todo esto. Probablemente este caso obtendrá un record de Guines, todos los detenidos están acusados de asociación ilícita terrorista, con un pequeño detalle, después de casi un año de prisión y de una investigación de más de dos años, no existe una sola arma de fuego entre las pruebas que se están usando en contra de ellos, lo menos que se puede decir es que son una especie rara de terroristas, unos subversivos desarmados.


El montaje y el racismo contra los mapuche


En el caso de los juicios contra los comuneros mapuche, hace rato que ha quedado demostrado el montaje, con un agregado especial, el racismo de los fiscales, junto con la parcialidad de los tribunales chilenos en contra de nuestros hermanos. Estos juicios tienen como único objetivo mantener largos periodos en la cárcel a los activistas mapuche y de esta forma provocar el máximo de miedo entre los demás comuneros, para que no reclamen por sus derechos y se movilicen para recuperar la tierra que les fue robada.


El movimiento estudiantil también está en la mira.


En el caso del movimiento estudiantil, hace rato que se conoce los intentos de los agentes de la PDI y de la Dipolcar para infiltrarlo, el 12 de abril de este año, en una movilización en el Campus Juan Gómez Millas de la Universidad de Chile, los estudiantes identificaron a un agente de la PDI infiltrado en la movilización, el que para salvar el pellejo termino delatando a un agente de la Dipolcar que también estaba infiltrado en la movilización.


Los testigos sin rostro.


Los testigos sin rostro, es otro recurso usado frecuentemente bajo esta “democracia”, testigos que normalmente son falsos y que funcionan de acuerdo a un sueldo pagado por los servicios represivos, el último caso fue el intento por reclutar a un ex militante lautarista, Juan Linares, que valientemente denuncio públicamente esta situación, desenmascarando a los servicios represivos y sus métodos.


Cuando todo falla, el gobierno echa mano de los esbirros de la tinta.


Cuando los montajes se caen, los gobiernos al estilo de Piñera echan mano de sus “escritores y analistas serios”, algunos incluso con rótulos de “progresistas”, para reconocer la situación, pero relativizándolo todo, con cosas al estilo de “La bomba que se chispoteo…”, articulo donde el señor Villegas después de hacer todo un análisis de porque no pinta nada de bien el caso bombas para la fiscalía involucrada en este caso, para luego terminar diciendo que a pesar de todo “Nada de esto significa que estos jóvenes son culpables. Tampoco podemos asegurar que sean inocentes”, Condorito diría “exijo una explicación”.


Los discípulos de Pinochet


Sebastián Piñera jugando a nuevo demócrata, porque no debemos olvidarnos que él junto a varios de los que integran su ministerio son los antiguos boys de Pinochet y como buenos discípulos son especialistas en todas estas “técnicas” represivas, pero ahora intentan hacerlas pasar como algo perfectamente democrático y legal.


Socialismo Revolucionario.


Fuente: http://www.agenciadenoticias.org

Escribir comentario

Comentarios: 0

Defensa de Caso Bombas: ''Fiscalía quería poner como prueba una pistola plástica"

El abogado defensor del Caso Bombas, Rodrigo Román - en entrevista con ADN Radio Chile - acusó al Ministerio Público de falta de seriedad y falta de profesionalismo en la preparaciòn del juicio oral de la causa que investiga la supuesta participación de jóvenes en la instalación de artefactos explosivos en la capital.

"Hemos asistido a un momento donde el Ministerio Público ha hecho el ridículo y yo creo que lo que (el juez) Avilés ha hecho es poner las cosas en su lugar", agregó.

En esta línea, Román indicó que "tenemos la tranquilidad como defensa que luego de 8 meses se está restableciendo el imperio del derecho, lo razonable, las cosas se están poniendo en su lugar y el mismo juez Avilés ayer sustituyó la prisión preventiva de otras tres personas más. Entonces, aquí lo que tenemos son supuestos 10 integrantes de una asociación ilícita terrorista y todos durmiendo en sus casas".

"Ellos querían probar la existencia de una asociación ilícita terrorista con una pistola plástica, porque por lo demás tenemos que recordar que esta asociación ilícita que es terrorista por lo demás no tiene ningún arma".


Consultado por la actitud que el juez Avilés ha presentado en este caso, al poner en duda la seriedad de la presentación de pruebas del Ministerio Público, llegando incluso ayer a ridiculizar al fiscal diciendo que su testimonio era sociología barata, Román dijo que “lo que creo que el magistrado está haciendo es, no está adelantando ningún juicio, pero en el fondo está adelantando lo que va a ser el veredicto del tribunal oral, que el único camino que tiene esto es la absolución y en términos bastante coloquiales, esto no tiene pies ni cabeza".


"Ninguna sociedad civilizada, democrática se puede permitir la colocación, la instalación artefactos explosivos, eso es una realidad. Pero fíjate tú que lo curioso que desde el 14 de agosto a la fecha se han sucedido casi 30 colocaciones y detonaciones de artefactos explosivos y bueno si los terroristas están en prisión, entonces lo más probable es que no sean ellos los que ponen bombas, por una cuestión de sentido común", enfatizó el abogado.


Rodrigo Román manifestó que “aquí hay una falta de seriedad, falta de profesionalismo, de objetividad, de independencia, lo que resulta peligroso para la democracia verdad, porque aquí de buenas a primeras entre gallos y media noche puede existir un contubernio como el que existió entre Hinzpeter con Peña, o puede ser con otro fiscal y formalicen y encarcelan. Bueno y por lo demás ustedes saben que aquí se están pidiendo las penas del infierno para algunas de las personas". 


Fuente: http://www.adnradio.cl

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    ACME (miércoles, 04 mayo 2011 21:28)

    aventuras animadas de ayer y hoy presentan EL GRAN MONTAJE..solo puedo decir PLOp...
    Sorprendenos con algo mas producido. HInzPilsen
    Creo que el juez utilizó las palabras precisas para definir esta farza RIDICULO Y DE CUARTA, solo le faltó FLAITE...y su respectivo pollo en la cara..

Ekono ofrece reajuste de $890 en cinco años a sus trabajadores

Desde que Walmart compró la cadena Ekono, el sueldo de sus trabajadores es de 172 mil pesos. Están contratados como trabajadores polifuncionales, es decir que tienen que hacer cinco funciones por esta plata. Hacen aseo general, los baños, después tienen que ir a hacer pan, hacer de recepcionistas con los camiones y también de guardia.


Un sindicato de trabajadores, formado en octubre de 2010, enfrenta por estos días su primera negociación colectiva. A la petición de reajuste, la empresa respondió con una oferte de 890 pesos a 4 años. “Pedimos un 10% y la empresa sólo ofrece un 0,05%, aunque el volumen de negocio alcanza al PIB de Chile se burlan de nosotros” – dijo Luis Méndez, huelguista.

UNA VUELTA AL MUNDO DE WALMART


La cadena norteamericana Wal-Mart tiene sucursales en Estados Unidos, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, China, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, India, Japón, México, Nicaragua y Reino Unido. Sean países pobres o ricos, sus trabajadores no se escapan a una empresa que mantiene precios bajos “negreando” a sus trabajadores.


Larry Mishel, economista, explica en Frontline que “los expertos comprobaron que los precios baratos de WalMart conllevan un conflicto entre los intereses de los trabajadores y el deseo de los consumidores estadounidenses”.


Además de estos sueldos mínimos, los empleados estadounidenses padecen de una política antisindical por parte de la empresa. El Mostrador revela que en Estados Unidos, se vigilan los empleados con la escucha de conversaciones, con grabaciones videos, y con campañas de intimidación para que los empleados no se atrevan a hacer huelgas.


En 2010, la Corte Suprema de Justicia estadounidense aceptó examinar una queja colectiva de 1,5 millón de empleadas de WalMart. Según el periódico francés Libération, esta reclamación por discriminación sexual podría ser la primera de esta envergadura. Las empleadas denunciaron sueldos inferiores a los de los hombres por un cargo similar y a pesar de una mejor notación o de una antigüedad más larga en la empresa.


En México, se comprobó tiempo extra sin paga e imposibilidad para los empleados de tener tiempo de descanso o para la colación, indica El Mostrador. También en Argentina problemas similares fueron destacados.

19 DIAS DE HUELGA Y UNA EMPRESA SORDA


Este martes se cumplieron 19 días de huelga de los trabajadores del sindicato Ekono S.A. La lucha de los trabajadores no ha sido fácil, sobre todo con una legislación laboral que permite prácticas antisindicales y represión por parte de las empresas.


Según explican los huelguistas, los dirigentes no solo discriminan a los sindicalistas, también “no reciben a mujeres embarazadas por ser sindicalizadas, es una pura discriminación”, dijo Luis Orellana, dirigente del sindicato.


Méndez contó que “inventan cosas a los socios, tratan de pagar a la gente para que trabajen durante los días de huelga, aunque fue multada la empresa, sigue actuando ilegalmente […] lo hacen para que la gente se desmotive”.


El comunicado hecho hoy día por el sindicato precisa “fuimos capaces de seguir adelante, la lucha ha sido dura y nada de fácil, pero así nos enfrentamos al día 19 de huelga con mucha esperanza ya que hemos recibido apoyo de diferentes sectores, entre los que cuentan sindicatos, organizaciones sociales, y medios de prensa independientes”.


La empresa hizo una declaración de prensa respeto a la huelga, enunciando que “la compañía respeta el derecho que ejercen sus trabajadores de Ekono y mantendrá sus canales de comunicación abiertos para continuar las conversaciones con la voluntad y disposición de llegar a un acuerdo entre las partes”.


Este martes a las 3 de la tarde se iban a sentar por primera vez a conversar los delegados de la empresa y los dirigentes sindicales. Los 19 días que pasaron no hubo voluntad de diálogo por parte de la empresa. Pero la empresa no llegó a la mesa de diálogo, argumentando un tema administrativo. El encuentro quedó programado para este miércoles a las 3 y media de la tarde. Los trabajadores volverán a estar allí. “Hoy nos dejó plantados”, comentó Méndez.


Por Melissa Quillier yNicolás Loonis

El Ciudadano

 

Juan Fernández: A un año de la tragedia

Entre roqueríos, poco a poco se va construyendo la vista del muelle que recibe a los visitantes. A un año del terremoto, la sencillez de ese pueblo se irradia, de manera tal, que no demoran en expresar aquella simpleza social que sólo se ve fuera de Santiago.

 

La postal devastadora que hace más de 365 días atrás produjo aquella ola insolente, sorda y tirana, sigue atravesando los aires en cada rincón, en cada pedazo de madera que tirado en el piso, parece un símbolo invaluable para la historia del país.

 

Aquella madrugada del 27 de febrero del 2010, es un tema sólo en las cabezas de los isleños. Tal es el impacto, tal es el recuerdo, tal es el dolor que ni esta, ni ninguna otra crónica podrá describir fehacientemente lo que allí se vive. Los ojos de Robinson Crusoe aún buscan secarse las lágrimas, que desde el año pasado, no han parado en llanto. La reconstrucción, parece un tema secundario. Muchos anhelan, más que levantar sus casas, levantar sus cabezas, sus almas.

 

“Puntito”

 

Justo al frente del muelle, cruzando lo que quedó de plaza, está la casa de Jimena Green, esposa de Willie Martínez, aquel emblemático pescador conocido por protagonizar un comercial de un té para el resfriado. No es fácil acercarse a ellos. No por descortesía, sino por el temor que, principalmente Jimena, tiene si quiera en pensar recordar la madrugada del 27/F. Perdió a su nieto Joaquín, de ocho años, popular entre las angostas calles de Juan Fernández. Le decían “Puntito”, “porque era chiquitito como un puntito, inquieto, era mi ser amado”, cuenta Jimena.

 

Hace tiempo que ya no hablan con los medios. Tras el cataclismo, contaron su historia, pero por sanidad mental, ahora evaden los micrófonos. El silencio, es su mejor compañero. “Cuesta olvidar, el duelo yo lo vivo en silencio, de forma espiritual, así conmemoro ese día, que me quitó a mi ser amado”, dice escuetamente.

 

Tal es el impacto de este caso, que pocos en la isla también se atreven a hablar de “Puntito.” Lo anterior, una muestra sensible, de que las heridas en Juan Fernández, siguen abiertas, muy abiertas.

 

“La reconstrucción ha sido lenta. Acá se han puesto más las personas particulares. La cabeza, la parte mental, está muy mal, no estamos bien, en realidad no es tan fácil… es terrible”, asevera Jimena.

 

“Si tan solo nos hubieran avisado tres minutos antes de que llegara la ola, todo sería distinto. Mi ser amado… ¡ay!, mi ser amado”, agrega.

 

Sus ojos, son decidores. Sus ganas de no hablar, más aun. La pena camina por cada casa que quedó parada en Juan Fernández. La reconstrucción ahora recién comienza a asomarse, como para decir que las metas, a un año, se están cumpliendo.

 

Tratar de volver al mar

 

Así opinan muchos. Robinson Green, tío-abuelo de “Puntito”, también comparte esa percepción. Su historia, además, es tan trágica, que las lágrimas no demoran en presentarse. Pareciera que el llanto, se ha transformado en un integrante más de la isla.

 

Él perdió a una nieta y a su esposa, a quien el mar se la arrebató de entre sus brazos. Al menos, el océano tuvo la cortesía de devolverle el cuerpo, aunque las imágenes de aquella tragedia siguen presente. Claro, él es pescador, tiene que partir desde el único muelle que tiene Robinson Crusoe, muelle, desde el cual, le perdió el rastro a su mujer.

 

“Cuando me acerco al muelle para ir a pescar, me tiritan las piernas, tengo que hacerme el fuerte, pero me tiritan las piernas y evito asomarme al lugar específico donde ella murió”, cuenta.

 

Profundizar en su historia, parece innecesario. Los recuerdos calan hondo, y más aún la vista de Juan Fernández, que cuando caminamos haciendo esta improvisada entrevista, terminamos parados, sin saber, en lo que hasta hace un año, era una exitosa hostería.

 

Reconstrucción lenta

 

Muchos, en todo caso, dicen no tenerle rencor al mar. Pese a todo, salen a buscar convivencia con él, que aguarda día tras día, a metros de la plaza de armas.

 

Hablar de reconstrucción, es hablar de un proceso que por meses, dicen, no conocieron. “Aún no se levanta ni una casa, hay gente que sigue viviendo en carpas”, dice una isleña, sentada junto a unos asadores que portan anticuchos, preparados por la municipalidad.

 

Dicen que este último tiempo, dos meses recién, han intensificado las labores de construcción en la isla. Se reconstruyó una escuela, la posta, y se trabaja en viviendas para los afectados por el maremoto. El problema, es que poco se ha hecho para reconstruirles los corazones, y el ánimo a todos, todos los isleños.

 

La sensación se respira, se siente, pero no se contagia. Aquella amargura se vive sólo en los pensamientos de los habitantes, y se preocupan que nadie más, caiga en esa “desgracia”. Sólo hay que estar allí, para saber comprender que el tiempo es apenas un calmante, ante tanto dolor. Y no exagero. La ayuda sicológica urge, tanto o más que la material. Un pueblo en que todos se conocen, un pueblo ajeno al continente, y que muchas veces, las autoridades ayudan a que aquella sensación de abandono, se materialice.

 

Así está Juan Fernández, a un año del cataclismo. Se instaló en la capitanía de puerto un nuevo sistema satelital que ahora sí, parece imposible no dar, eventualmente,   una oportuna una alerta de maremoto. El mismo Comandante en Jefe de la Armada, Edmundo González, la probó y la inauguró. Mientras, en el cementerio local, reposan 10 de las 16 vidas que el mar, despiadado, ingrato, insolente, quiso acabar. Seis cuerpos aun no han sido devueltos. Entre ellos, “Puntito”.

 

Sin embargo, a duras penas, tratan entre todos de levantar la cabeza. La isla, es una verdadera familia, y cuya acogida impresiona. Ya es hora de irse, no sin antes recibir la despedida afectuosa de todos quienes ni siquiera te conocen. Impresiona también, ver a Robinson Greene, el mismo a quien el océano y el muelle le quitó a su mujer, se acerque a ese mismo lugar, a entregar un adiós junto a nuestro embarque. La travesía en la isla, es un viaje a la realidad pura, que a un costado del mundo, sigue levantando la mano, pidiendo al menos una ayuda, al menos una atención, y que hasta ahora, un año después, poco ha llegado.

 

Por Julio Sánchez Agurto

TÚNEZ, La rebelión exitosa

Las ventajas de tal levantamiento constituyen en adelante su principal debilidad: ausencia de líder, de programa político o de capacidad para hacerse cargo de la sociedad tras el derrocamiento del odiado Presidente.


El país, que cuenta con una de las poblaciones más educadas y mejor secularizadas del mundo árabe, hasta ahora supo evitar cualquier preeminencia de los islamistas radicales. Lo que se perfila no parece proporcionarles la ocasión de tomar el poder mediante la violencia. En consecuencia, si una parte de los islamistas, como la Nahda (1) acepta el juego democrático, convendría integrarlos en el sistema político, para marginalizar mejor a los islamistas radicales.


El sentimiento de incertidumbre, palpable tras la caída y la huida de Ben Ali, se origina en la ausencia de una elite política autónoma capaz de asegurar el relevo del poder y la transición hacia un régimen democrático; entonces, sólo subsisten la elite del régimen derrocado, partidos políticos embrionarios y sindicatos obreros descabezados. De prevalecer el temor al caos, la confianza en la capacidad autogestionaria de la sociedad y el realismo político, podrían emerger estructuras políticas. La juventud será el sostén de una sociedad en búsqueda de democracia, que supo salir de la dictadura sin sufrir irreparables pérdidas humanas.


 

Trampas para el cambio


Al aproximarse la primera elección fundadora, ¿los nuevos dirigentes contarán, una vez más, con el miedo del islamismo por hacer que los gobiernos occidentales acepten un cuestionamiento de la soberanía popular? La calle en movimiento causa temor a los nuevos tenedores del poder. Preocupados por evitar violentos desbordes, al menos tanto como por preservar una parte del poder del Presidente derrocado, el régimen de transición podría pretender preservar un determinado statu quo. Al organizar elecciones en un plazo cercano, se corre el riesgo de aumentar el peso de las elites deslegitimadas, que se reagruparían para usurpar la etiqueta de la renovación.


El esquema es clásico. Se lo observó a principios de la década de 1990 en Bulgaria y en Rumania, donde el antiguo régimen operaba la conjunción con las elites anteriores para resucitar bajo una nueva apariencia. El caso de Ucrania es todavía más claro: la ruptura es más fundamental (ya que aparece un nuevo Estado), pero los viejos cuadros políticos regresaron en cuanto los disturbios se calmaron.


El hilo de Ariana que une todas esas situaciones es que el pueblo se moviliza contra las odiadas autoridades, y su caída calma de inmediato la presión popular. He aquí el problema central que dificulta cualquier transición allí donde existe una sociedad civil poco organizada. Sin embargo, el levantamiento de enero en Túnez alimenta la esperanza de otras poblaciones árabes. Tanto en Argelia como en Egipto, Jordania, Marruecos, Siria e incluso en Palestina, la experiencia de la emancipación es contagiosa.


Un poco en todas partes, las nuevas generaciones, cansadas de los sistemas autoritarios, se desesperan por liberarse. Pero, precisamente porque era imprevisible, la experiencia tunecina no podría reproducirse de forma idéntica en el resto del mundo árabe. En Túnez, el ejército estaba relativamente separado de los servicios de inteligencia y de represión –incluida la policía–. A menudo mal pagados, a excepción de la guardia presidencial, estos servicios sabían actuar en revueltas circunscritas, cortando de raíz los actos de insumisión. Pero ignoraban cómo acabar con revueltas poco organizadas y extendidas a numerosos estratos.


Diferente de Argelia, donde la dictadura es colegial –y no concentrada en manos de una única persona–, pero similar a Egipto, donde el Raïs focaliza los odios y los rencores, la dictadura tunecina ofrecía un blanco fácil a la vindicta popular. La implicación de la casi totalidad de la familia Ben Ali en el secuestro del país acentuaba aún más el fenómeno. Las dictaduras difusas son más difíciles de desalojar que las que ofrecen un rostro preciso al resentimiento popular, como con el Sha de Irán o Suharto en Indonesia, por no citar más que ejemplos notorios. Por otra parte, las coaliciones oligárquicas disponen de una base más amplia que las dictaduras personalizadas: por lo tanto, son menos frágiles.


Los sistemas autoritarios resultan tanto más resistentes cuanto que conceden una parte del poder al pueblo y, sobre todo, a distintos grupos de intereses. Comparados con Túnez, los poderes marroquí y argelino dieron nacimiento a redes de intereses mucho más extensas y más complejas, con las que se los vinculan. En el caso de Argelia, los ingresos petroleros aglomeran un cuerpo político directamente interesado en mantener el régimen.


Diferencias regionales


El sistema tunecino también tenía la particularidad de transformar las consultas electorales en plebiscitos fúnebres (99,27% de votos en 1989, 99,91% en 1994, 99,45% en 1999, 94,49% en 2004, 89,62% en 2009), que dejaban sin salida a la oposición. Hablando con propiedad, la escena política era inexistente. No es el caso de Egipto, donde el sistema electoral, indudablemente sujeto a un fraude masivo, sin embargo sigue siendo un lugar de polémica y confrontación. Por otra parte, la prensa no está tan amordazada como en Túnez.


Tampoco en Argelia, donde por lo demás el ingreso petrolero permite sortear una radicalización de la cólera popular, al menos mientras la jerarquía militar permanezca a la vez unida, poco visible en la escena política y capaz de integrar –sometiéndola– a una parte de los actores políticos que aceptan el juego de la cooptación. Por otra parte, la salida de una guerra civil de más de una década ha dejado a Argelia exangüe y poco dispuesta a levantarse contra un régimen que triunfó sobre el islamismo radical al precio de unos cien mil muertos. Queda Marruecos, donde hasta ahora el rencor popular no apuntó a la monarquía. Pero una juventud frustrada por la ausencia de perspectivas, un juego político bloqueado, un aparato securitario coercitivo y aplastantes redes clientelistas pueden encontrar motivo para una rebelión. Rebelión que correría el riesgo de radicalizarse, habida cuenta de la complejidad del país. En efecto, allí las divisiones étnicas son al mismo tiempo más numerosas y más profundas, con un proceso de homogeneización menos avanzado.


En todos esos países, un modelo de desarrollo poco dinámico y profundamente desigual, marcado por el clientelismo en el aparato estatal, un fuerte control de la población y la ausencia de apertura de la escena política hacen que los regímenes sean a menudo “fuertes” a expensas de la debilidad de su sociedad civil. Pero basta que se revele el menor defecto en su coraza para que una parte de la contestación se precipite por la brecha y amenace con el desmoronamiento.


En el caso de Túnez, es precisamente el carácter carcomido de un régimen acorralado e ilegítimo lo que cristalizó la revuelta popular. ¿Un fruto maduro a punto de caer? Sin embargo, el poder de Ben Ali pasaba por ser uno de los más sólidos y estables de la región. La falla era invisible y lo que iba a suceder, impensable. Los otros regímenes no son tan frágiles, y no en los mismos niveles. No obstante, su longevidad los convierte en fácil presa de movimientos que de momento son difíciles de imaginar, pero que, a posteriori, parecerán tan ineluctables como el que puso de rodillas al régimen tunecino. La facilidad con la que la dictadura de Ben Ali sucumbió al asalto de los jóvenes testimonia la incapacidad de los aparatos de represión de acabar con los movimientos surgidos de ninguna parte, fulgurantes.


Las disparidades de desarrollo entre las diferentes regiones del país favorecieron la revuelta tunecina. Aunque se realizaron importantes inversiones en las zonas costeras con el fin de alentar el turismo, las regiones del interior fueron abandonadas a su suerte.


La explosión dormida


Precisamente de allí surgió el movimiento que arrastró al régimen. Es cierto que en otros países árabes también existe esta disparidad, pero adopta otra forma. En efecto, una sociedad donde un grupo muy restringido e ilegítimo acapara el sistema político no podría desarrollarse con racionalidad, sin la autonomía de una tecnocracia que actúa a la manera del modelo chino. Y la mayoría de los países árabes sacrifican su tecnocracia en el altar de la corrupción y del autoritarismo. “Trabendistas” (contrabandistas en el mercado negro) y jóvenes angustiados, a menudo diplomados, pueblan las calles donde se los ve apoyados contra la pared: ¿“hittistas” (2) prontos a abrazar el islamismo o, simplemente, víctimas de un sistema que les da muy pocas oportunidades de vivir dignamente? Su desaliento puede expresarse como en Egipto o Argelia (pero, al no provocar cambios, termina por morir lentamente). O como un estado de resentimiento contenido (como en Jordania y Marruecos). A menudo sin percatarse, los regímenes fundan su estabilidad en la apatía de una sociedad que no logra ni siquiera rebelarse. El día en que explota la cólera, lo hace de la manera más ciega y violenta.


En tanto que el desaliento de los jóvenes no llega a involucrarse en un hecho que puede hacer estallar el polvorín, esos regímenes siguen indemnes. Pero la menor publicación en “informaciones generales” de la inmolación de un joven, puede bastar para que toda la sociedad se encolumne detrás de la revuelta, al principio local y regional, y que el régimen se derrumbe en la vergüenza, a una velocidad que desafía el entendimiento.


La influencia del movimiento tunecino sobre el resto del mundo árabe dependerá de su capacidad de democratizar el país. Si la democracia se organiza, probablemente se asistirá a su difusión, en especial en el Magreb. Las reivindicaciones populares se acentuarán, para terminar exigiendo pluralismo y participación. Si fracasa, los regímenes autoritarios se verán afianzados, con gran pesar de las poblaciones: sin duda la mayoría de los regímenes árabes prefieren la segunda opción, incluso si provoca el caos.


Se pueden imaginar dos argumentos: que los regímenes árabes escuchen las reivindicaciones de sus pueblos y comiencen a abrirse políticamente, o que intenten a cualquier precio preservar su poder sin ceder a las demandas de participación política de los ciudadanos.


En la primera eventualidad, el camino estará sembrado de zancadillas. En efecto, tras varias décadas de encierro y represión, los regímenes árabes deben abrirse gradualmente para evitar un choque frontal que podría conducir a su derrocamiento. Teniendo en cuenta la frustración de la población, su apertura democrática tendría que ser lo bastante franca como para que no sea percibida como un engaño, y lo bastante progresiva para no hacer tambalear el sistema político en las tormentas revolucionarias. Ahora bien, el cambio gradual sólo podría llevarse a cabo con habilidad y el concurso de una elite política que no sacrificase ni la estabilidad ni la urgencia de la democratización.


Se observa con escepticismo la capacidad de los regímenes instalados para apelar a esa elite y darle el suficiente poder para que cumpla su misión de apertura. Queda la solución del encierro político. Advertidos por lo sucedido en Túnez, los regímenes autoritarios árabes intentan neutralizar las causas inmediatas de la rebelión, en especial luchando contra la escasez de alimentos de primera necesidad (pan, azúcar, carne, huevos, etc.). Luego dedicándose a aumentar la eficacia de sus servicios de seguridad e inteligencia.


El ejemplo tunecino muestra que se produjo una falla en el sistema de comunicación, dado que internet sirvió de refugio a los opositores, que se contactaban vía You Tube, Twitter, Facebook, etc. El sistema represivo tunecino también sufrió de falta de cooperación entre sus distintos niveles (policía, informadores generales y ejército). Inspirándose entonces en el modelo iraní para aplastar los movimientos sociales, los regímenes árabes aprenden a filtrar internet y censurarlo de ser necesario. En casos extremos, expulsan o confinan a los periodistas extranjeros. Según el modelo de Bassidje (3) en Irán, intentan ahogar las revueltas urbanas cuadriculando los diferentes barrios y estableciendo en ellos cabezas de puente susceptibles de intervenir localmente. En suma, en ese caso se asistiría a una “modernización” y a una “extensión” de los servicios de represión.


Pero tales remedios no inmunizan contra los nuevos tipos de acción colectiva que puedan inventar los próximos movimientos sociales. Las soluciones represivas sólo servirán, en el mejor de los casos, en el corto plazo. Si bien el Movimiento Verde iraní gozó de una gran simpatía en Occidente, no sucedió lo mismo con el levantamiento tunecino. Incluso provocó reacciones a primera vista totalmente inapropiadas. En especial en Francia, país que se mantuvo fiel a la dictadura de Ben Ali hasta el fin. Las otras capitales occidentales, entre ellas Washington, apoyaron a los rebeldes con desgano. Digamos que Occidente no muestra entusiasmo por la democracia en el mundo árabe, a pesar de una retórica algo apasionada. El movimiento tunecino podría brindar la ocasión de cambiar de comportamiento, en particular en París.


Por el contrario, en el mundo árabe –que percibe la colusión con las dictaduras como la continuación de la colonización y el imperialismo por otras vías–, el apoyo a la democratización se percibe como prenda de respeto para sociedades que reprimen regímenes ilegítimos. Si por temor al islamismo radical o por interés, Occidente se obstina en negar ayuda a este tipo de movimiento democrático, al menos podría mantener una neutralidad benévola.


NOTAS:


1 Movimiento de renacimiento cultural y político que apareció a fines del siglo XIX. Mezcla voluntad de reformar el islam y transformar la sociedad. Leer Anna-Laure Dupont, “Nahda, la renaissance arabe”, Manière de voir nº 106, agosto-septiembre 2009.


2 Hittista (de hitt, muro en árabe): desocupado que pasa todo el día apoyado en la pared.


3 Los jóvenes voluntarios del ejército de pasdaranes (cuerpo de guardianes de la revolución islámica).


Traducción: Teresa Garufi


Fuente: http://www.lemondediplomatique.cl/

 

Decisión de no insistir en caso Víctor Jara y estudio cuestionan compromiso del Gobierno con Derechos Humanos

El caso del crimen del cantautor Víctor Jara, ocurrido en septiembre de 1973 en el ex estadio Chile, pasó a un siguiente trámite cuando en 2010, el entonces abogado querellante del Programa de DDHH, Cristián Cruz, decidió pedir la prisión preventiva en contra de de algunos oficiales (R), como Erdwin Dimte, Hugo Sánchez, Raúl Jofré y Rolando Melo, ex fiscal militar. No obstante, el recurso fue rechazado y éste apeló a la Corte de Apelaciones. Fue en ese momento, sin embargo, que el abogado Cristián Cruz fue despedido del Programa. La razón que Rossy Lamas (en la foto) dio a la prensa fue que “no reunía los requisitos de las nuevas políticas de trabajo”.


De esa forma, el trámite por el crimen de Víctor Jara siguió un curso normal en la Justicia y el organismo de Gobierno decidió no apelar en busca de los culpables.


IMPUNIDAD “INSTITUCIONAL”


La decisión de no apelar, ha provocado fuertes críticas entre diversos sectores vinculados a la defensa de DDHH. Uno de ellos, Cristián Cruz, ex abogado miembro del Programa del Ministerio del Interior, ignora exactamente las razones del por qué de esta decisión. Sin embargo, tanto Cruz en sus declaraciones a la prensa, como la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), coinciden en la “existencia de una política de impunidad”.


Para Cruz “aquí claramente hay una política de impunidad que ella (Rossy Lamas) ha venido desarrollando en el programa y no sólo en este caso, sino en otros. Prueba de ello, es la serie de querellas que realizaron diversos abogados y que han sido retenidas en la oficina del Subsecretario o del Ministro del Interior”.


Por su parte, la AFDD agrega que la autoridad viene teniendo una actitud conciliadora con los violadores de derechos humanos, así como una lentitud al momento de presentar los casos ante la justicia. “Se agrega el desistimiento de la apelación para que se detuviera a militares imputados en el brutal homicidio de Víctor Jara, hecho que sorprendió incluso a los Magistrados que veían la causa” afirmaron.


“Es todo lo contrario, la verdad que la voluntad del Gobierno en materia de DDHH es avanzar en materias de investigación. Se han formado equipos de trabajo, se ha formado una forma de trabajar distinta”, señaló en entrevista con ADN Radio la aludida Directora del Programa de Derechos Humanos.


En cuanto a la reducción de abogados y personal, Lamas afirmó que “el primero de enero se han incorporado cuatro abogados nuevos, todos ellos con diversas especializaciones en materias de Derechos Humanos, han trabajado en la Corte Interamericana, han trabajado en la Comisión Valech”.


Finalmente, en relación a casos emblemáticos, Lamas afirmó que “precisamente se están evitando este tipo de situaciones que lo que hacen es dilatar causas que tienen que irse a la Corte de Apelaciones para que sean vistas.” Respecto al caso específico de Víctor Jara, Lamas afirmó que se están realizando todos los esfuerzos para encontrar a los homicidas.


MÁS CUESTIONAMIENTOS


A estos cuestionamientos se suma un estudio hecho por el Observatorio Parlamentario que concluye que los partidos de Gobierno no mantienen un alto compromiso con los temas de DDHH. “Muchos compromisos y discursos, pero al final se cumple muy poco”, señalan en el Observatorio.


Esa es la inferencia que ellos hacen a partir de dicho estudio realizado por el Observatorio a los legisladores de Renovación Nacional (RN) y de la Unión Demócrata Independiente (UDI), y que devela un escaso compromiso con los temas relacionados de DDHH y profundización de la democracia.


Según el Observatorio, los parlamentarios oficialistas muestran un mayor compromiso con iniciativas tales como el proyecto de ley que propone medidas contra la Discriminación, con casi un 94% de apoyo, y la ley que establece el reconocimiento de los Pueblos Indígenas, que cuenta con un apoyo declarado del 91%. En el otro extremo, el proyecto de ley sobre el establecimiento de cuotas de presencia mínima de mujeres en el Parlamento, resultó con el menor respaldo, al igual que la propuesta sobre la iniciativa ciudadana de ley, que tampoco cuenta con el respaldo de los legisladores UDI y RN.


Otro dato importante es que el cuestionario – entregado entre julio y diciembre de 2010 – fue respondido sólo por el 65% de los parlamentarios, de los cuales, los de la Concertación respondieron más que los del oficialismo.


Al respecto, Camila Maturana, coordinadora del Observatorio indicó que lo negativo de esto es la baja disposición de los parlamentarios UDI y RN para dar a conocer sus opiniones o posturas a la ciudadanía, respecto los DDHH y Democracia, lo que entorpece la adecuada comunicación que debe existir entre los legisladores y sus electores, así como la rendición de cuentas de los primeros.

 

Christian Armaza Benavides

El Ciudadano

MAGALLANES CONTRA EL MIEDO

Los habitantes de esta región siguen apoyando en su gran mayoría las medidas de presión contra el Gobierno Central y eso quedó demostrado con una gran manifestación pacífica de miles de peatones y vehículos en la bloqueada entrada de Punta Arenas. Hombres, mujeres y niños que demostraron que el verdadero poder lo tiene la gente. En Puerto Natales y Porvenir la comunidad continúa unida y muchas historias se están escribiendo en las zonas fronterizas. Y al mediodía de ayer, en muchas ciudades de Chile los magallánicos residentes se manifestaron y en la tarde más de 300 coterráneos se hicieron presentes frente al Palacio de la Moneda donde se llevaba a cabo la Ceremonia de Investidura de los nuevos ministros.


A estas alturas está bastante claro que esto va más allá del 3% basado en el IPC (Indice de Precios al Consumidor) que ofrece el Gobierno, un porcentaje que esconde que se trata de una medida temporal y de carácter retroactivo. Tiene que ver con una pérdida completa de la confianza de los magallánicos en el Gobierno Central y sobre todo en la persona del Presidente Sebastián Piñera.

 

Primero su Gobierno ninguneó a la Asamblea Ciudadana, para después aceptar conversar con ella y luego amenazar a sus dirigentes con cárcel. Es cada vez más evidente que los magallánicos están obstaculizando un gran proyecto privatizador que quiere rediseñar no solo Magallanes, sino todo el país. No solo se trata de grandes cantidades de dinero, es también una lucha de voluntades: la de un grupo empresarial entronizado en el Gobierno y la de una Sociedad Civil que ha permanecido dormida durante 20 años y que ahora se ha levantado con fuerza en nuestra región.

 

La caricatura de los “magallánicos violentistas” que el Gobierno y los Medios Nacionales han promovido se está desmoronando. A través de las redes sociales circulan numerosas fotografías que muestran a familias completas a pie, en auto, en bicicleta y en motos, protestando con un ánimo mucho más festivo que agresivo. Y las barricadas han dado cada vez más paso a fogatas donde los vecinos comparten al calor del fuego bajo el cielo austral.El dolor expresado masivamente en los funerales de Claudia y Melissa, las dos jóvenes manifestantes fallecidas al ser  atropelladas cuando una camioneta atravesó a toda velocidad una barricada, se ha transformado en un profundo sentimiento de hermandad.


Una impresionante organización ha logrado mantener alimentados y acompañados a la gente que está asumiendo el mayor desgaste en esta movilización. Son las personas más humildes de nuestra región las que están corriendo los mayores riesgos y, que al mismo tiempo, tienen las mayores esperanzas en torno a este movimiento. Y hasta el momento la Asamblea Ciudadana ha sido fiel a esas expectativas y ese ha sido su mayor atributo.


Mucho se ha hablado del perjuicio a los turistas, tema importante en una región como esta. Sobre eso, fui testigo de un hecho singular. Un grupo de mochileros israelitas protestaron obstaculizando el tránsito, siendo protegidos por Carabineros del enojo de algunos magallánicos que a esa hora protestaban en el Centro de Punta Arenas. Eso se reporteó y fue noticia nacional. Pero lo que no fue informado es que más tarde por lo menos unos diez de esos mochileros se unieron a la manifestación y bailaron con la gente la música que sonaba a todo volumen. Esos israelitas se tomaron su delicada situación con mejor ánimo que los argentinos que quemaron una casa en Tierra del Fuego o los turistas que provocaron algunos incendios forestales en el Parque Nacional Torres del Paine. Personas que, producto de la comprensible angustia que les produce su situación de inmovilización, ejecutaron acciones por las que no han sido detenidas ni sancionadas de manera alguna, al menos que yo sepa.


Mucho se está hablando de pérdidas económicas y de la imagen de la Región. Leo las quejas de quienes han sufrido perjuicios y de quienes quieren que esto acabe rápido, sin importarles cual sea el resultado final. Sin duda que esta movilización tendrá importantes costos en el corto y mediano plazo. Pero estos no se comparan a lo que se produciría no solo en la economía, sino en la situación futura y en el alma misma de Magallanes de imponerse esta Alza del Gas a los consumidores domiciliarios. Estas palabras las escribo pensando en mi pequeña hija recién nacida, que duerme pacíficamente y ajena a la agitación que se manifiesta fuera de las paredes de su hogar. Pienso no solo en cuanto más gas consumiré este invierno con un bebé en casa y lo que eso costará, sino también en que clase de región vivirá su infancia y tal vez el resto de su vida. ¿Un Magallanes con un desarrollo real orientado a sus habitantes? ¿O una región administrada como una colonia, despoblada y utilizada solo como fuente de materias primas para la empresa privada? ¿Una región de pie o una de rodillas? La respuesta viene en camino y dependerá tanto de nuestra entereza como de la conciencia de nuestros gobernantes y representantes. La respuesta vendrá solo si resistimos el Miedo, el mayor enemigo de toda búsqueda de Justicia y Dignidad.

 

Por Rafael Cheuquelaf
Periodista e integrante del dúo LLUVIA ACIDA

¿Quién quiere borrar a Sebastián Acevedo?

Estaba con más del 90% de su cuerpo quemado, en una sala del Hospital Regional de Concepción. Al otro lado del citófono escuchó una voz de mujer. ¿Sería de verdad su hija? ¿Había valido la pena rociarse con bencina y prenderse fuego en las escalinatas de la catedral penquista hace unas pocas horas? Era el acto desesperado que se le había ocurrido luego de que dos días antes, el nueve de noviembre de 1983, civiles no identificados y fuertemente armados detuvieran a dos de sus hijos: María Candelaria y Galo Fernando. La primera en Coronel y el segundo en San Pedro. Durante los dos días siguientes, junto a su esposa, se había levantado a las seis de la mañana a recorrer comisarías y cuarteles y en ninguna parte habían reconocido que estaban detenidos.


Era el modus operandi que durante 17 años de gobierno militar desarrollaron los organismos represivos que acostumbraban -según reconoció oficialmente el estado chileno en los informes de la Comisiones Rettig y Valech- no solamente a detener personas en lugares secretos, sino también a torturarlas, otras asesinadas, y en algunos casos, simulando falsos enfrentamientos.


Sebastián Acevedo Becerra, militante comunista, igual que sus dos hijos, sabía bien lo que podía sucederles a los entonces jóvenes. Lo habían sabido en su familia por generaciones. El año 1947 el gobierno de González Videla había perseguido a sus padres. Así es que ese 11 de noviembre de 1983 se podía esperar cualquier cosa. Que la policía, por ejemplo, trajera a una mujer que se hiciera pasar por su hija. Para asegurarse que era su hija desaparecida, Sebastián le preguntó cual era el sobrenombre que le decían en la casa: “Patitas de canario”, respondió la mujer.


“Es que tenía las piernas muy flaquitas”, recuerda casi 30 años después María Candelaria, hoy de 52, quien estaba efectivamente en el hospital tras ser liberada cerca de una hora después de que su padre se inmolara en las escalinatas de la catedral.


“Me dijo que cuidara a mi hijo, a mi hermano, que no dejara abandonada a mi madre”, dice ella.


Pero María Candelaria no la ha tenido fácil. Tras ser liberada luego del sacrificio de su padre, volvió a ser detenida. Cayó nuevamente el 30 de noviembre de 1983 y estuvo presa un año y dos meses. Su hermano Galo Fernando estaría detenido durante dos años. Pero sobrevivió y hoy trabaja en faenas en el nuevo puerto de Mejillones.


Ella asume que las ha pasado duras. Curada de un cáncer uterino, sufre hasta el día de hoy de fuertes jaquecas.


“Producto de mi detención”, relata, recordando las torturas a las que fue sometida para saber las identidades de las personas con las que trabajaba políticamente y las actividades que desarrollaban en las Juventudes Comunistas en las que militaba.


Pero María Candelaria cumplió con lo pedido por su padre, quien falleció cerca de la medianoche de ese día en que habló con ella por última vez. Cuidó a los familiares y parió y crió a dos hijos más. Hoy es abuela de cuatro nietos, trabajadora de su casa de Coronel y dirigente nacional de la Agrupación de Ex Presos Políticos.


Hoy la hija de Sebastián Acevedo tiene una nueva preocupación. La desaparición, hace un par de semanas, de la cruz pintada toscamente con pintura roja en las escalinatas de la catedral, en el lugar exacto donde se prendiera fuego su padre, y corriera envuelto en llamas hacia la Plaza de Armas ubicada al otro lado de la calle Caupolicán.


“Jamás la habían borrado... ni en los peores momentos de la dictadura”, cuenta la hija de Acevedo, quien no se había enterado del hecho.


“Lo único que quieren es borrar la historia de este país... y la historia no se borra sacando una cruz de la tierra”, agrega.


¿Quién borró la cruz?


Ocurrió a sólo días del aniversario número 27 de la estremecedora inmolación. Este último 11 de noviembre se cumplieron 27 años desde aquel dramático día de 1983. En las escalinatas de la catedral de Concepción, en el preciso lugar, se congregaron una veintena de personas quienes procedieron, una vez más, a leer letanías y también a repintar una cruz roja en el histórico sitio.


“Somos el Movimiento Contra la Tortura Sebastián Acevedo: Queremos una Patria Sin Impunidad... 27 años después, no podemos callar lo que vimos y oímos”, gritaban a viva voz ese día, como todos los años, los manifestantes que se cuidaban de no pisar la pintura roja de la cruz, aún fresca después de repasarla una vez más.


Al principio de la semana siguiente no había ya rastros de la cruz recordatoria de Sebastián Acevedo. Había sucedido lo que según muchos, nunca había ocurrido.


“Jamás la habían borrado”, confirma Edelmira Carrillo, una de las personas que llegó sagradamente a las escalinatas el pasado jueves 11 de noviembre.


Lo insólito es que nadie reconoce haber borrado la cruz. Algunos incluso dieron a LND explicaciones inverosímiles, como que los propios manifestantes la pueden haber borrado o que accidentalmente se habría derramado un material que borró la cruz recordatoria. Así, acudimos al municipio y a varias oficinas del Arzobispado para intentar averiguar lo ocurrido.


En la municipalidad penquista la secretaria del Alcalde se mostró extrañada ante los reclamos. Preguntando exactamente que había en las escalinatas y quién era Sebastián Acevedo, amablemente se contactó por vía telefónica con el departamento de Aseo y Ornato, cuyo jefe negó tajantemente haber ordenado asear las escalinatas del templo principal.


En el Arzobispado de Concepción se nos orientó primero a conversar con el padre Luis Figueroa, encargado de la Catedral.


El padre Figueroa relató que él también, unos días después del aniversario y manifestación en las escalinatas, notó que se había borrado la cruz, pero negó responsabilidad directa en el hecho, aunque señaló con claridad que no estaba de acuerdo con semejante recordatorio:


“Mejor que no esté”, dijo el padre, quien agregó que se trataba de cosas “ideológicas” de aquella época en que estaba ese “problema de los derechos humanos”.


Por otra parte Sergio Bustos, encargado de Bienes y abogado del Arzobispado, señaló a través de una secretaria una extraña versión según la cual accidentalmente habría caído un líquido que borró la cruz.


El padre José Cartes, vicario general del arzobispado, fue más claro al señalar que no hubo ninguna decisión institucional oficial para borrar la cruz.


Es más, lamentó que en estos tiempos se esté en muchos lugares “borrando el pasado”, enfatizó antes de mostrarse partidario de la construcción de un memorial en la plaza en recuerdo de Sebastián Acevedo. El vicario general recuerda vívidamente los hechos, ya que trabajaba en la parroquia de Coronel donde fuera velado Acevedo.


El padre Cartes agrega que se está refaccionando la catedral y que entre otros arreglos se modificarán las escalinatas, ampliando las subidas para minusválidos y colocando otra cruz de material adecuado en el lugar preciso adonde ha estado todos estos años la cruz de Sebastián Acevedo, aunque señala que no sabe si se podría poner una placa recordatoria ya que esto podría ser interpretado como un aval a la autoinmolación, algo que no correspondería para la Iglesia Católica.


Pero para otros, Sebastián Acevedo y su inmolación recuerdan a Jesús. De hecho, fueron muchos los religiosos que participaron activamente en el movimiento. Los sacerdotes José Aldunate y Roberto Bolton fueron algunos de ellos. Para otros miembros, su gesto fue también cercano al espíritu de Jesús.

“La hoguera de Sebastián Acevedo fue el mismo escándalo de Jesús... la muerte de Sebastián Acevedo fue un escándalo, porque las instituciones de ese entonces no lograban defender debidamente la dignidad del pueblo, al punto que don Sebastián debió ofrendar su vida por la vida de todos y todas nosotros(as)… creo que él incluso era cristiano”, relata Claudio Escobar, quien ha participado casi en todas las acciones del Movimiento Contra la Tortura Sebastián Acevedo.


“Un espacio para vencer el miedo, para lograr levantar la voz de los silenciados por la tortura. Una praxis donde aprendí -en experiencia concreta- lo que es la sinergia humana. Una escuela para todo lo que he seguido haciendo (mis variadas luchas) tras la dictadura”, dice Escobar, quien ha seguido leyendo letanías de denuncia, muchas veces en solitario, durante estos últimos años frente a La Moneda, en Santiago, y en múltiples oficinas corporativas, entre ellas Hidroaysén y Endesa. El ingeniero eléctrico y profesor es tan conocido por los funcionarios policiales de los alrededores de La Moneda, que una de las veces que fue detenido, le pidieron disculpas porque agradecían el hecho de que el ex integrante del Movimiento Sebastián Acevedo hubiese entregado una carta en Palacio exigiendo que se les proporcionara bloqueador solar a los carabineros que permanecen horas haciendo guardia a la intemperie.

“La cruz la borran porque en Chile se quiere borrar la memoria. Mucho de eso hay cuando quieren sustituir horas de ciencias sociales por matemáticas”, señala Escobar.


Pero el recuerdo de Sebastián Acevedo parece estar en todas partes. Entre ellos en cada rincón de la catedral de Concepción. Al costado de su entrada principal funciona el Museo de Arte Religioso, en que se exhiben finísimas prendas, utensilios y figuras religiosas. Un buen día un visitante registró en el libro de visitas que debiese haber un rincón en el museo que recordara a Sebastián Acevedo.


Verónica Zamorano, trabajadora del museo, asintió. “Estoy de acuerdo... Yo lo vi con mis propios ojos.. tenía como 10 años y venía de la mano de mi padre”.

 

Cristián Opaso / Foto de Juan Schilling / Agencia Medio a Medio

Domingo 5 de diciembre de 2010 | LND Reportajes

1810-2010: Nada que celebrar, mucho que organizar.

Compañeros que llevan adelante una iniciativa de prensa independiente en Concepción, Resumen” (www.rsumen.cl), me solicitaron hace unos días respondiera a la siguiente pregunta: “¿Qué tan independiente es Chile hoy?” Esta y sus respuestas están comprendidas en un esfuerzo por reunir y difundir opiniones alternativas frente a la abrumadora maquinaria ideológica que ha puesto en marcha el bloque en el poder, que además en esta coyuntura histórica, cuenta a este respecto con la anuencia de fuerzas supuestamente críticas, pero que añoran ser reconocidas como parte de la República y sus instituciones. Intento en lo que sigue ensayar una respuesta que satisfaga la intención mencionada y contribuya a develar las sutiles trampas de la iconografía de la dominación.

 

En primer lugar tiene sentido preguntarse ¿quiénes somos ese "nosotros" implícito en la pregunta? En el siglo XIX habitaron este "trozo colonial", por arriba, la oligarquía criolla -mezcla de rentistas, capitalistas del comercio, del transporte y la extracción, y la burocracia religiosa y cívico-militar- y por abajo, el artesanado, el peonaje, y pueblos indígenas aún en franca resistencia e insumisos. El proceso de independencia, sabemos, no fue una obra de ese "nosotros" sino solo de una fracción de los de arriba, por más que segmentos populares e indígenas constituyeran una fuerza social de apoyo imprescindible. De los de abajo, muchos ni siquiera comprendieron el significado de la ruptura y otros tantos aprovecharon el desenlace para pasar a otra fase de la larga guerra contra el invasor.

 

Sabemos que aquí la independencia fue impulsada y organizada por los de arriba, que a diferencia de Haití o de otros territorios como la Gran Colombia o la mayor de las Antillas, la presencia "política" de los dominados fue subordinada, que su contenido descolonizador y popular, siempre subalterno, fue utilizado por una reconfigurada clase dominante para sus propios fines. En efecto, los colonialistas ahora devenidos "independentistas", "patriotas", "chilenos", tuvieron que hacer lo que toda elite de poder debe hacer para constituirse y legitimarse: proveerse de una identidad política-ideológica, de una  iconografía, de una institucionalidad y de normas, todas condiciones necesarias para inventar, sobre un territorio originariamente robado, una nación, un Estado y un país a su imagen y semejanza. Y este invento histórico, como antes la conquista y la colonización, se fundó en un acto de fuerza, fuerza ejercida ahora contra los realistas y sus aliados pero sobre todo contra los de abajo, fueran éstos los integrados al nuevo modelo de acumulación (los explotados), o bien, los "extranjeros internos”, los pueblos indígenas resistentes (los oprimidos). Por ello, este invento acaecido en la periferia de la economía mundial, nació doblemente fracturado: el "nosotros" incluía en calidad de explotados a las masas trabajadoras destinadas a generar excedentes (primera fractura), y excluía, en calidad de oprimidos aunque no explotados, a los que había que desplazar o exterminar para continuar la ocupación y apropiación de tierras y demás recursos (segunda fractura). Estas fracturas serán el trasfondo estructural de la lucha de clases entre capital y trabajo y entre opresor y oprimido que recorrerá toda la historia de este invento llamado Chile. Toda la política, todas las estrategias y todas las tácticas, de los de arriba y de los de abajo, tendrán ese telón de fondo; desde el lejano pasado hasta este mismo instante cuando, en el norte, 33 mineros, enterrados a más de 700 metros, sufren la impudicia del capital y en el sur, 32 presos políticos mapuche, enfrentan esa misma impudicia del mismo capital, apelando al dramático recurso de la huelga de hambre.

 

En segundo lugar, debemos insistir en que el proceso de consolidación del capitalismo chileno ha requerido disciplinar social e ideológicamente a los explotados incluidos y a los oprimidos excluidos. La estrategia de disciplinamiento social y económico combinó garrote e imposición de la escasez. Las leyes contra el bandolerismo y el vagabundaje para forzar al trabajo asalariado, las guerras de pacificación para someter, desplazar y "liberar" tierras y recursos, y las múltiples formas de represión, dejaron una estela de lodo y sangre, fue la huella del capital obligando a grandes masas a emplearse para hacerse de las mercancías para vivir, y a otras, al éxodo hacia las profundidades o hacia los bordes del territorio para sobrevivir a la constitución de la Patria, de la República. El disciplinamiento ideológico, buscando legitimidad y consentimiento, apeló al nacionalismo y al racismo. Al nacionalismo, porque se afanó por absorber lo popular en el "ser chileno", ora enalteciendo la imagen del "roto", el valiente y aguerrido defensor de la patria, ora apelando a la "chusma" cuando éstos, los incluidos súper explotados, maduraban en conciencia de clase. Y al racismo que, luego de la "pacificación", se transformaría lentamente en el sutil expediente que hasta hoy hace iguales a empleado y patrón frente  "los otros", los "indios", la masa  excedente del territorio a la cual hay que negar. A estos, los "extranjeros del interior", sólo les queda el sometimiento, el silencio, la ausencia como pueblo, como cultura, como nación.

 

No son de extrañar entonces los ce-hache-í-ele-é, las banderas chilenas en el fondo del socavón, la valentía "del chileno", alentada y difundida por toda la prensa del poder, mientras el silencio, la negación, se reservan para las vidas que hora a hora continúan consumiéndose en las celdas de las chilenas cárceles del sur. Solo las franjas más conscientes de los explotados y los oprimidos, solo los espíritus más sensibles, los luchadores a toda prueba, han sacado la voz denunciando la trampa ideológica y el cerco informativo del poder, un poder que ha colonizado nuestras mentes con su Patria y su "Raza".


Y en tercer lugar, no está demás recordar que la clase dominante reconfigurada al ritmo de la independencia, por más que apelara al nacionalismo frente a las masas, no asumió nunca un carácter "nacional" con intereses estructuralmente opuestos al orden mundial. Por el contrario, desde siempre ligó su ideología e intereses al centro. Y que no nos llamen a confusión las múltiples contradicciones fraccionales que la han acompañado, pues desde carreristas y o´higginistas a neoliberales y republicanos, pasando por liberales y conservadores, éstas se relacionaron más con las vicisitudes del propio centro metropolitano que con la emergencia de proyectos genuinamente "nacionales" con propósitos contrapuestos al capital mundial. La economía chilena, desde el boom del trigo, del guano, del salitre, del cobre, o de los recursos naturales no cupríferos de nuestros días, así como la propia "sociedad chilena", ha sido en general una sociedad extravertida y dependiente. Por ello en el origen de la independencia, la disputa entre pro yanquis y pro ingleses; por ello ahora, después de casi un siglo de hegemonía estadounidense, la recolonización del territorio y sus riquezas por el imperialismo europeo y en particular por el español. Casi pudiera decirse, rememorando a Luis Vitale, que las clases dominantes inventaron Chile para venderlo, que inventaron este artificio jurídico-político, este Estado, para expropiar a los originarios y para explotar a los trabajadores haciéndolos titulares de una supuesta ciudadanía reconocida por ese truco llamado Chile que hoy cumple doscientos años.

 

Así las cosas, la independencia ha sido, por una parte, un largo proceso de apropiación y expropiación de las fuentes de riqueza de los originarios, y por otra, de apropiación y expoliación del talento productivo de los nacidos y criados como fuerza de trabajo. Se trata de una independencia del capital, de una independencia cuyo lado oscuro ha sido y es la sistemática y creciente guerra contra la autonomía, soberanía, y libertad sustantivas de los oprimidos y explotados, valores que reconocidos episódicamente en las constituciones y leyes, se niegan diariamente en las prácticas vitales. El capital ha construido su matrixpatriótica, racista y capitalista y se dispone triunfante a celebrar su cumple siglo. Es tarea nuestra, al menos en esta vuelta, aguarle la fiesta; ya habrá ocasión para enfrentarle en toda la línea y disputarle radicalmente el presente y el futuro. Por ello entonces, nada que celebrar, mucho que organizar.


 

Santiago, 1 de septiembre,

Rafael Agacino,

Investigador Plataforma Nexos.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Comunicado del Canal Barrial3 a Propósito de La Encarcelación de Los 14 Compañeros Acusados de Asociación Ilícita Terrorista

La excesiva violencia y la fanfarria mediática que caracterizaron los allanamientos a okupas, centros sociales y casas particulares ejecutados el último sábado 14 de Agosto, demuestran la desesperación de las autoridades políticas y judiciales, por tener resultados inmediatos frente a lo que se ha denominado el “caso Bombas”. Y como consecuencia de esta misma desesperación, se ha montado un escenario en donde se ha inculpado, sin ninguna claridad, a 14 compañeros activos en la lucha contra el poder y la sociedad capitalista.

 

El gobierno, la fiscalía y la prensa oficial pretenden, a como dé lugar, convencer a la opinión pública de la culpabilidad de los acusados, sin pruebas contundentes, denotando una persecución evidente de ideas y prácticas de vida, más que los hechos que dicen investigar, asumiendo que anarquismo y movimiento okupa signifiquen por si mismos un delito.

 

En CANAL BARRIAL 3 solidarizamos abiertamente con los compañeros apresados por el estado empresarial, apoyamos a los espacios liberados como el Centro Social Autónomo y Biblioteca Jhonny Cariqueo, el C. S. Okupado y Biblioteca Sacco y Vanzetti y la Okupa La Crota, allanados, perseguidos y difamados por la represión policial-estatal y sus medios de desinformación. Acusamos a la prensa, la policía, el gobierno y especialmente a la fiscalía de armar un montaje, falseando la verdad y engañando a la población.

 

Como medio de contrainformaciòn autónomo y antiautoritario, asumimos la responsabilidad de develar el juego sucio de este aparataje que estigmatiza y persigue a luchadores sociales, que confunde y manipula los hechos, que un día afirma una cosa y al otro la desmiente y se contradice completamente, que esparce el terror a través de sus mecanismos represivos que pisotean a las personas y amenazan con la cárcel a cualquiera que se revele contra su sociedad de esclavos.

 

Frente a la criminalización y la personificación creada por medios de comunicación como La Tercera y El Mercurio acerca de nuestro amigo Garza y la mención del Canal Barrial 3 en sus invenciones y tendenciosos reportajes, declaramos lo siguiente:

 

- Canal Barrial 3 es un medio de contrainformación comunitario, que se plantea en contra de los medios de masas y su complicidad con el terrorismo de estado, que desarrolla un trabajo barrial, propagando el pensamiento y la acción crítica y denunciando las intenciones coercitivas y estupidizantes de la prensa formal.

 

- Dentro del canal, cada uno de los que forman parte de la asamblea aportan desde su posición política propia, sin existir ningún tipo de partidismo o posicionamiento doctrinal homogéneo.

 

- Garza formó parte importante de la asamblea del canal, como cualquier otro miembro de esta, sin ejercer ningún tipo de liderazgo ni influencia sobre el grupo.

 

- Fue un activo creador y comunicador audiovisual, manteniendo un contacto directo con el barrio, especialmente con los niños, con quienes realizó varios programas en los que se integraban conciencia crítica y apertura de espacios de trabajo social directo.

- El Garza luego de dejar el canal, ha seguido siendo un activo comunicador popular, participando de movilizaciones de todo tipo y solidarizando con diversas luchas sociales, contrainformando y manteniendo una colaboración constante con Canal Barrial 3, compartiendo el material audiovisual que realizaba.

 

Creemos firmemente en la necesidad de contrainformar por todos los medio posibles el montaje y la persecución armados por el fiscal Jalandro Peña, abalado y difundido por la prensa burguesa y el gobierno NEOFACISTA de Piraña, que inventan una figura inexistente para acusar de terroristas a un grupo de personas que comparten ideas pero que en ningún caso forman parte de una “asociación anarquista con fines terroristas” como se les ha querido llamar y de la cual Garza ha sido indicado como “el líder”.Frente a esto no nos queda más que denunciar y hacer notar la ignorancia e incoherencia que significa esta afirmación (archirepetida por la prensa y el fiscal), desconociendo en absoluto el concepto y la historia del anarquismo en Chile y el mundo. También se habla de las casas okupas como “centros de poder”, ignorando rotundamente sus orgánicas horizontales, asamblearias y contrarias al poder,

 

El fiscal Peña, empecinado en mostrar un cuento que no existe, desde un principio fue presionado por las esferas políticas que buscan, aceleradas, tener el control absoluto de la sociedad, en miras de un bicentenario que se manifiesta homogeneizador y nacionalista, todo bajo la consigna populista de la “seguridad”, apuntando su ojo vigilante principalmente a luchadores sociales, antiautoritarios, anarquistas, mapuches y okupas.

 

Y cuando cualquiera de estos da alguna luz de alterar el orden impuesto por el capital, el estado empresarial y policial pone en funcionamiento sus métodos de aniquilación y encierro.

 

 

CONTRAINFÓRMATE

FIN A LA LEY ANTITERRORISTA

SOLIDARIDAD CON LOS PRESOS POLÍTICOS Y LOS ESPACIOS PERSEGUIDOS.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Carta de Viviana Uribe, de la ONG CODEPU, Chile, sobre los graves abusos que ocurren en nuestro país en el llamado "caso bombas".

Mis queridos(as) amigas (os):


Ayer sábado 14 de agosto a las 6:58 de la mañana, nuestra casa ubicada en Batuco, fue allanada, por un grupo de funcionarios del GOPE, Labocar, y personal de la Fiscalía del caso "bombazos".


El operativo duró 7 horas. En la casa nuestra se encontraba y viven en la actualidad, Bárbara mi hija mayor, con un embarazo de 8 meses, y su compañero Manuel.


El ingreso de los funcionarios policiales fue violento, entraron tratando de derribar la puerta de entrada principal de la casa, y Bárbara con Manuel (su compañero) se despertaron con metralletas apuntándoles, con palabras fuertes y órdenes, lo que configuró un momento de mucho  terror. A Manuel, lo tiraron al suelo apuntándole con sus armas, mientras Bárbara pedía que la dejaran hacer un llamado. Además, exigía que se le dijera y mostrara la orden que autorizaba este allanamiento. Después de 20 minutos, le permitieron hacer un llamado y nos comunicamos. Inmediatamente, David, la Pauly y yo llegamos a Batuco.


Había una camioneta del GOPE, con 4 funcionarios, un perro especialista en encontrar artefactos explosivos, cuatro funcionarios vestidos de blanco, con mascarillas, y guantes, y, un civil que anotaba lo que se iba incautando. Después de ese primer instante de violencia, y ante la llegada de nosotros, salió el capitán a cargo, que nos mostró la orden impartida por el Fiscal Peña. Les pedimos con David que fueran lo menos violentos posibles, dado el estado de Bárbara. Nos permitieron estar con mi hija, fuera de la casa hasta las 13:00 horas, momento en el que dieron finalizada la acción.


Bárbara, como, dueña de casa, y a quién ellos requerían, pues vi la fotografía de ella en la ficha de los "buscados", o "sospechosos", firmó la incautación de la "evidencia". Se llevaron, tres bicicletas, dos notebooks, unas CPU, CD, Fotografías, celulares, documentos, ropa, y muchas otra cosas más. El furgón de la Labocar se llenó de las pertenencias de Bárbara, de Manuel, de mi nieta Antonia, y también mías.


Desde hacía un par de meses estábamos, como familia, siendo observados, tal vez con nuestros teléfonos intervenidos. En Agustinas se presentó un Carabinero, diciendo que lo habían llamado desde el teléfono nuestro solicitando presencia policial; y, señaló después que era un error, pero consultó con la Yeya (91 años) los nombres de todos los que vivíamos allí.


En Batuco, sucedió lo mismo hace un par de semanas atrás. También el señor que cuida la entrada del lugar donde tenemos la casa en Batuco, nos dijo que una camioneta estaba haciendo indagaciones porque había un problema de orden económico en el área (...). Varias veces, la señora que cuida la casa, vio una camioneta estacionarse frente a nuestra casa, y en una oportunidad, preguntó lo mismo: Quiénes vivían allí.


Afortunadamente, este sábado Antonia, ni nieta de 11 años estaba en la casa de su papá. En el transcurso del allanamiento supimos que otras 17 casa habían sido allanadas, y que 14 personas habían sido detenidas. Mi hija y Manuel jamás han tocado un artefacto explosivo; jamás han intentando hacer un acto de violencia. Tienen ideas políticas y sociales que se relacionan con la lucha por la justicia, en contra de la pobreza, etc.


Por esa razón considero que el allanamiento realizado en nuestra casa, es un acto de violación de derechos humanos flagrante. A Bárbara y Manuel no se les leyeron sus derechos, no se les permitió hacer un llamado sino hasta 20 minutos después, nuestra casa fue asaltada con violencia. Si ellos tenían un perfil de Barbara, de Manuel, de la Antonia, y de nosotros mismos, debían saber que allí no se encontrarían con ninguna resistencia a hacer un registro de la casa, que es distinto; a responder preguntas; a estar con un abogado si hubiese sido necesario, y, además debían claramente haber sabido que Bárbara estaba con 8 meses de embarazo. La violencia de ese acto, puede precipitar el nacimiento de mi segunda nieta...sin duda. Somos una familia que ha luchado siempre en el marco del respeto de los derechos humanos, y durante estos 20 años de democracia, difíciles, complejos, jamás pensé que nos encontraríamos en una situación así. Les escribo a todos ustedes porque son mis amigos y familia, para que se enteren desde la fuente, y no por otro lado. También para decirles a todos(as), que tenía en mi casa mucho material de trabajo de CODEPU, de Memoria Oral del pueblo mapuche, proyecto en conjunto con Villa Grimaldi que fue incautado, y me preocupa. Hiram Villagra y Federico Aguirre, asumirán la defensa de Bárbara y de Manuel; entiendo que el mismo sábado se interpuso un recurso de amparo. Es triste, que después de todo lo logrado durante estos años, entre ellas tener tranquilidad, me sienta hoy, en una situación de vulnerabilidad.


Los abrazo,


Viviana Uribe

 


 

Escribir comentario

Comentarios: 0

*INVITACIÓN 2º Ciclo de Charlas 2010 ***

Durante este último tiempo los noticieros nacionales han mostrado
auspiciosos augurios económicos para nuestro país, los índices económicos
han subido y el anuncio de una reactivación no esperó.

No obstante, *¿se traducirá esto en alzas salariales, en estabilidad en el
empleo, en condiciones más dignas para los trabajadores?* *Sabemos que no*.
De hecho, los mismos noticieros han acallado una serie de movilizaciones que
han levantado estas demandas sin solución ni respuesta satisfactoria. Ante
todo ello, *es indispensable dar a conocer nuestras luchas, compartir las
experiencias y unir nuestras fuerzas.*



Para contribuir a ese propósito, los invitamos a participar en nuestro Segundo
Ciclo de Charlas del año, titulada *“Organización y Lucha de los
Trabajadores. Experiencias, Enseñanzas y Desafíos”.*



El Ciclo de Charlas se desarrollará los días *Viernes 13 y 20 de Agosto,
desde las 19:00 horas en el Colegio de Profesores de Valparaíso*

(Calle San José #36, en Avenida Argentina a un costado de la Torre
Valparaíso) y sin ningún costo para los asistentes.



Estos temas serán desarrollados por *Jorge Hernández Silva*, Secretario
General de la Federación de Trabajadores de la Construcción y de la Madera
(FETRACOMA), junto a * Roberto Burgos González*, Director del Sindicato
Nacional de Metalúrgicos Interempresas y Actividades Conexas (SME).



Ambos son  trabajadores que han vivido recientemente experiencias de
movilización y organización en sus espacios de trabajo y que comprenden la
necesidad imperante de generar y mantener estas instancias de discusión,
reflexión y análisis entre trabajadores, cesantes, organizaciones sociales,
sindicales y estudiantiles a fin de contribuir a reconstituir un movimiento
popular fortalecido que asuma el desafío de luchar más allá de
reivindicaciones aisladas, sino que en unidad sea capaz de construir un
proyecto alternativo al actual sistema económico, político, social y
cultural vigente en el país y en el mundo.



Este Segundo Ciclo de Charlas forma parte de una serie de talleres,
conferencias y conversaciones que se vienen desarrollando
ininterrumpidamente desde el año 2007, con el propósito de levantar una
Universidad Popular en Valparaíso, que permita la entrega e intercambio
recíproco de experiencias y conocimientos entre sectores populares,
intelectuales, estudiantiles y de trabajadores.



En esa perspectiva, hacemos extensiva la invitación para participar de estas
actividades y de este proceso, que sin duda nos fortalecerá y enriquecerá
mutuamente.
Un abrazo fraterno,

*Preuniversitario Popular y Revolucionario EL CINCEL*

*Avanzando a la Universidad Popular…*

Contactos y Consultas:

universidad.popular.valpo@gmail.com     elcincel@gmail.com

COMUNICADO PÚBLICO PRESO POLÍTICO MAPUCHE DE VALDIVIA

Lunes 19 de julio de 2010

 

Yo, Ignacio Andrés Gutiérrez Coña, Preso Político Mapuche, aislado por el estado chileno en la cárcel de alta seguridad de Valdivia, comunico a nuestro Pueblo-Nación mapuche, al pueblo chileno y a todos los pueblos oprimidos, lo siguiente: Que a contar de hoy lunes 19 de julio del 2010, doy inicio y me uno en la ciudad de Valdivia a la huelga de hambre de carácter indefinido que están llevando a cabo mis Peñi en las cárceles de Temuco y concepción. Con esta medida de carácter pacifico y de justa demanda comienzo una resistencia ante este estado opresor por las injusticias y abusos que el estado chileno ha cometido en contra del Pueblo-Nación Mapuche. Las cuales se manifiestan a través de la persecución y encarcelamiento injusto relacionados con el conflicto territorial mapuche, en la que se ha violado los derechos humanos a través de; la preparación de montajes policiales a los actuales imputados, excesivo tiempo de investigación y prisión preventiva en mi caso 1 año y 4 meses, utilización arreglada de testigos sin rostros, entre otras. Todas estas aberraciones jurídicas y legales permiten, promueven y acentúan la Ley Antiterrorista o ley 18.314, heredada de la dictadura militar aplicándola actualmente solo en causas Mapuche. Es por esto que exijo lo siguiente: Kiñe) No aplicación de la Ley Antiterrorista (18.314), a las causas del Conflicto Mapuche. Epu) Libertad a todos los Presos Políticos Mapuche recluido en la diferentes carceles del estado Chileno. Kila) Fin al doble procesamiento civil y militar. Meli) Desmilitarizació n de las comunidades en conflicto territorial mapuche Kechu) Inhabilidad de la Jueza del tribunal de Lautaro Haydee Roa, por sus conocidos compromisos con el poder político y latifundista de la zona que la llevan a cometer arbitrariedades en su actuar frente a las causas del conflicto Mapuche. Kayu) Traslado inmediato de Ignacio Andrés Gutiérrez Coña desde Valdivia a la cárcel de Temuco acusando presión sicológica de parte del estado chileno al alejarme de mi Familia y de mis peñi recluidos en Temuco. Con esta medida encaro al Gobierno chileno a abordar la situación de los presos políticos Mapuche, tal cual lo ha hecho con los presos de la derechista disidencia Cubana. Del mismo modo hago un llamado a todas las comunidades y organizaciones Mapuche y No Mapuche, donde apelo el apoyo de estudiantes, trabajadores y toda persona concientes de que esta causa es justa, a movilizarse y demostrar a través de hechos el descontento ante el actual proceder del poder judicial y gobierno en curso. Por ultimo entrego un afectuoso y fraterno saludo a todos los presos políticos Mapuche que se encuentran en Huelga de hambre en las cárceles de Concepción y Temuco.

 

 

!!Weuwain pu peñi!!!
Desde la cárcel de alta seguridad de Valdivia
Ignacio Andrés Gutiérrez Coña.
Preso Político Mapuche.
Vocera: Mónica Navarrete Raillanca.

 

Actividad Sábado 10 de Julio 19:30. Acto Homenaje Herminia Concha

Con las banderas en alto Marchan los Estudiantes

Por  Daniel Brzovic, Rodrigo Cornejo, Juan González, Rodrigo Sánchez y Mario Sobarzo  

 

En los últimos días se han visto resurgir las movilizaciones en el ámbito de la educación. Lo que no debiera extrañar si las situamos en el plano de un conflicto histórico por construir un proyecto distinto de ella. La petición de los universitarios el 12 de mayo nace de la indolencia del aparato estatal hacia los estudiantes de clases populares, muchos afectados por el terremoto.  

             

 Sin embargo se enraíza en razones mucho más profundas, como el que la educación superior sea la única área en que la LOCE se mantiene vigente, con lo que el entramado legal pinochetista permanece incólume.

 

Hay que recordar que el acuerdo en materia educativa, alcanzado el año 2007 entre las cúpulas de la derecha y Concertación, reproduce los intereses gremiales de la elite, y mantiene los pilares del sistema educativo mercantil, privatizador y segregador. Por ello las políticas presentadas por el nuevo gobierno son de continuidad que, entre otras cosas, mantienen la igualdad de trato respecto de los recursos que aporta el Estado a las instituciones privadas y públicas, que pertenecen al Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCh), lo que en los hechos implica que las universidades estatales siguen obligadas a auto financiarse, a privatizarse.

 

Los motivos de la crisis que los estudiantes reclaman son los mismos que generaron movilizaciones en los actores de la educación obligatoria, estudiantes secundarios, docentes, asistentes de educación, apoderados. Sin embargo, el modo de expresarse es distinto. En la educación superior se ha generado una masificación de la matrícula como nunca antes se vio. Esto en sí mismo debiera ser una señal de alegría, sin embargo existe una separación tajante entre los tres sistemas de educación superior y existe un acceso diferencial según clase social. Además, al dejarse el crecimiento de la oferta en manos simplemente del mercado, Chile renunció a la necesidad de contar con un proyecto de educación nacional, en función de un proyecto de país para las mayorías. El crecer de esta forma la oferta de matrícula, seguimos teniendo pocas y elitistas instituciones de educación superior que generan conocimiento y un sin fin de “ofertones” educativos sin consistencia, sin claridad de que calzan con las posibilidades futuras de empleo, con profesores “taxi” a los cuales se les paga precariamente solo por repetir materias...

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

HUELGA DE TRABAJADORES EMPRESAS GUANTE

D A SIQUEIROS
huelga de los mineros de Cananea 1906

   

     

HUELGA DE TRABAJADORES EMPRESAS GUANTE

 

 

En Alvarez de Toledo 706 muy cerca del paradero 7 de Santa Rosa, comuna de San Miguel.

 

Estimados Compañeros:

Ya estamos en le día Nº 20 de nuestra huelga, hemos soportado lluvia, frió, pero sobre todo la necedad y la indiferencia de los dueños de Calzados Guante. No ha habido ningún tipo de acercamiento por parte de la empresa. Desde el comienzo de la negociación hemos sido claros y firmes en nuestras peticiones, sin dejar de la lado la posibilidad de seguir negociando, pero la empresa nunca ha respetado este principio fundamental en una negociación y lo único que han hecho es evadir las conversaciones y realizar practicas desleales, tanto en el periodo de negociación, como en la misma huelga, ya van tres denuncias por practicas desleales y reemplazos ilegales.

"La responsabilidad social empresarial", para ellos es solo un discurso, nunca han sentido esa responsabilidad, solo quieren enriquecerse a cualquier costo y ese costo lo pagamos los trabajadores. Seguiremos insistiendo en nuestra postura, que es la correcta; reivindicar no solo nuestros derechos salariales, también nuestros derechos como personas.

Tenemos plenos derechos a participar de las ganancias de una empresa de la cual somos nosotros los principales gestores de esa riqueza. Tenemos plenos derechos a exigir condiciones sanitarias, de higiene y seguridad dignas para trabajadoras y trabajadores como lo norma la ley.

"La huelga se acaba cuando el abuso se acabe", esta es y seguirá siendo nuestra consigna. Compañeros necesitamos todo vuestro apoyo y cooperación, primero difundiendo nuestro movimiento y segundo necesitamos que nos puedan ayudar ya sea con víveres para la olla común o con dinero para sostener la huelga, seguimos frente a la fabrica ubicada en Álvarez de Toledo 706 muy cerca del paradero 7 de Santa Rosa comuna de San Miguel.

Pero lo mas importante, estamos convencidos que la "unidad y solo la unidad de los trabajadores nos hará invencibles", para eso la organización de las bases es fundamental, que este movimiento, que esta batalla sirva para despertar a otros sindicatos, a muchos trabajadores para luchar juntos por mejores condiciones laborales y que se respeten nuestros derechos. Nuestra batalla es la batalla de todos los trabajadores, nadie nos puede borrar esta verdad.

Esperando vuestro apoyo y difusión de nuestra huelga, un abrazo fraterno:

SINDICATO Nº 1 TRABAJADORES CALZADOS GUANTE  

UNETE A LA FUEZA DE LOS TRABAJADORES
EL CHE VIVE

 

Comunicado público de

pobladores y

pobladoras de Boca Sur

 

A la comunidad en general, frente al desprestigio de nuestra población desde los medios de comunicación, declaramos lo siguiente:

 

1. A una semana del terremoto que golpeó fuertemente  a nuestro pueblo, nuestra población se encuentra totalmente desprotegida de la protección militar y policial, no contamos con los servicios básicos y las autoridades (alcaldes de San Pedro de la Paz y Concepción) no han encontrado mejor remedio a la inoperancia que han tenido, en relación a la entrega de ayudas, atacar a los pobladores/as con calificativos de “saqueadores” a través de los medios de prensa, donde han manifestado que serán los últimos en recibir ayuda, dejando a la deriva a una comunidad que llega a los 60 mil habitantes.

 

2. En relación a los “saqueadores” aclaramos que no es responsabilidad de los vecinos/as esta situación, la inoperancia del Gobierno no la podemos pagar los más necesitados, la desesperación ante la incertidumbre de lo que pasará y la falta de alimentos obligó a muchas familias a ingresar a los supermercados y obtener alimentos para los suyos. Lo excesos ocurridos los días posteriores son el claro reflejo de la burocracia estatal, la que tardó tres días en poner a militares en la seguridad pública.

 

3. A pesar de la falta de respeto de la alcaldesa de Concepción y San Pedro de la Paz en calificar de “saqueadores” a los pobladores y pobladoras de Boca Sur y del borde costero de la comuna, la respuesta es  la organización, solidaridad y unidad de los vecinos/as, los que se han organizado en guardias vecinales para defender los pasajes y calles, se han instalado comedores populares y se ha centralizado la información en una casa del la población que muestra la capacidad que tenemos los pobladores/as para cuidarnos y dar respuesta a nuestras demandas.

 

4. Hacemos un llamado urgente a las autoridades a reaccionar y a dar explicaciones a los vecinos/as por lo ocurrido, la rabia y la impotencia contenida con tanta situación desfavorable sólo generará reacciones descontroladas cuando no se cuenta con lo mínimo para poder vivir. Entendemos la situación que está viviendo nuestro país, vivimos momentos donde la unidad es fundamental para salir adelante, pero no aceptaremos el olvido y la estigmatización a nuestra población y otras que han sido “castigadas” por ser pobres.

 

5. Finalmente, agradecemos a pobladores/as de la población La Legua de Santiago y organizaciones sociales de Santiago, las que han hecho un enorme esfuerzo en enviar ayuda solidaria para nuestro barrio, el que es olvidado por el municipio y gobierno. Ahora más que nunca el pueblo se ayuda… fuerza y unidad!

 

Organizar en las poblaciones:

1. Guardias Vecinales para cuidar los barrios.

2. Impulsar “Casas de la Unidad” que sirvan de espacios de información y encuentro de los vecinos y vecinas.

3. Instalar comedores populares que colectivamente den respuesta a los problemas de abastecimiento, priorizando por niños/as y ancianos.

 

 

Por el sacrificio de nuestros padres, por el futuro de nuestro hijos/as…

A fortalecer la unidad del pueblo!!

Junta de Vecinos 8-R Boca Sur

 

AUKA.
observatorio historico social .. memoria popular
Rie.cl
http://www.estudiosurbanos.tk/

proyecto.auka@gmail.com